Los alcaldes apoyan a Barberá y piden retrasar los pagos al Gobierno

La alcaldesa, ayer durante su intervención en la X Asamblea de la FEMP
La alcaldesa, ayer durante su intervención en la X Asamblea de la FEMP

Valencia- La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) mostró ayer su apoyo a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, al aprobar por unanimidad pedir al Gobierno que aplace a diez años el pago al Estado por parte de los Ayuntamientos de los 5.891 millones de euros que deben devolver al haberles salido negativas las liquidaciones de las entregas a cuenta de 2008 y 2009.
Barberá hizo el pasado lunes un llamamiento a sus homólogos para que no devolvieran las liquidaciones negativas, que en el caso del Ayuntamiento del «cap i casal» ascienden a 126 millones de euros.
Los alcaldes españoles aprobaron esta medida durante la celebración ayer de la décima asamblea de la FEMP, que se celebró en Madrid y en la que también se aprobó el nombramiento del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), como nuevo presidente de la institución.
Para el vicepresidente territorial del Gobierno, Manuel Chaves, la actitud de la primera edil valenciana supone un llamamiento a la insumisión, por lo que advirtió a la alcaldesa de que puede incurrir en un acto «ilegal e inconstitucional».
Los alcaldes socialistas no se pronunciaron al respecto en el transcurso de la asamblea, pero dieron su apoyo a la comunicación que ya había adelantado el coordinador de Política Local del PP, Juan Manuel Moreno.
Por su parte, Barberá resaltó durante su discurso que los Ayuntamientos españoles deben defender «la grandeza y dignidad» de la política y, para ello, deben «levantar la bandera de la regeneración democrática». Tras asegurar que numerosos «frentes del municipalismo» siguen aún abiertos, subrayó que el más importante es el de «recuperar la confianza de los ciudadanos».