Jáuregui listo

La Razón
La RazónLa Razón

En una de las declaraciones más interesantes y reveladoras que he podido leer en los últimos tiempos, afirmó el ministro de la Presidencia que la idea de que podemos resolver problemas bajando impuestos «es para tontos». Añadió Ramón Jáuregui que la defensa de unos impuestos menores es «una simplificación engañosa y las más grande de las mentiras». Así son los socialistas: la libertad les parece una tontería; reclamar que los ciudadanos conserven sus bienes no es una cosa seria para ellos, porque lo serio es la política y para sus grandes objetivos los costes que impone sobre la población no deberían importar, porque son tonterías. Así son los socialistas: creen que somos tontos y nos tratan en consecuencia. ¿Pedimos libertad? No, señora, eso no es para listos. En cuanto a la simplificación, a don Ramón, asombrosamente, no le pareció que él simplificara al tomar como un dato el gasto público actual, y después concluir que como el gasto no puede bajar, los impuestos, tampoco. Más aún, como es indudable que el gasto llamado social (político) lo que debe hacer es subir, entonces hay que subir los impuestos, por nuestro bien, claro. Y el modelo, tachán, tachán, son los países nórdicos, otra vez, y son el modelo porque ¡pagan más impuestos! En fin, en cuanto a las mentiras, qué quiere usted que le diga: Smiley y sus secuaces han demostrado a las claras que los socialistas no sólo son listos sino que nunca, nunca mienten.