Telecinco justifica el final de «OT» por la falta de audiencia

El director general de Contenidos del grupo Telecinco-Cuatro, Manuel Villanueva, ha explicado hoy que "Operación Triunfo"ha precipitado su final para el próximo domingo por falta de audiencia, por lo que, en esta última gala, se proclamará al vencedor del concurso tras sólo cinco emisiones.

"Cuando uno se ha equivocado -ha dicho Villanueva- conviene ser humilde y no perseverar en el error".

El director general de Contenidos de la cadena ha comentado así la decisión de Telecinco de eliminar de la parrilla "OT", al ser preguntado por ello en la presentación del nuevo programa "Hijos de papá", que conducirá Luján Argüelles los viernes por la noche en Cuatro.

"Nos hemos visto dolorosamente abocados al cierre del programa, pero hay una ley inexorable, y es el veredicto que cada semana emite la audiencia", ha expresado Villanueva, si bien ha excusado "absolutamente"a su presentadora, Pilar Rubio.

Será, previsiblemente "Aída"el programa que ofrecerá Telecinco en sustitución de "OT", y, sobre el futuro de su presentadora, Villanueva ha dicho que seguirá con la serie "Piratas", en la que participa, y quedará a expensas de nuevos proyectos.

Argüelles, que tuvo según sus propias palabras una experiencia muy traumática con "Lo que diga la rubia", un programa que se suspendió una semana después de su presentación, ha apuntado al respecto que en los programas hacen entretenimiento, "y si no funciona, con gran dolor de tu corazón, cierras la puerta y te vas".

"No hay conjuras judeo-masónicas: si la gente no lo ve, no hay nada que hacer", ha zanjado la actriz y presentadora.

Villanueva, por su parte, ha anunciado que se intentará averiguar "qué es lo que ha motivado la pérdida de audiencia", que ha pasado del 17,7 por ciento de share del primer día al 12 recibido en el penúltimo programa, aún a sabiendas de que "siempre hay un cúmulo de razones", aunque opina que quizá los "talent shows"han perdido su "capacidad de sorpresa".

"No quiero pontificar ni decir que este tipo de programas esté en crisis, pero esa capacidad, que tuvieron "Fama"o el primer "Operación Triunfo", con el paso del tiempo sufre un desgaste. El talento -ha considerado- se va agotando", mientras, por el contrario, los programas de convivencia "tienen una mayor capacidad regenerativa".