Al Fayed dice que triplicó sus ganancias tras quemar unas placas de la familia real

El empresario egipcio Mohamed al Fayed reveló que mandó "quitar y quemar"de los grandes almacenes londinenses Harrods unas placas que garantizaban que la exclusiva tienda suministraba a la familia real por considerarlas una "maldición"para el negocio.

Al Fayed dice que triplicó sus ganancias tras quemar unas placas de la familia real
Al Fayed dice que triplicó sus ganancias tras quemar unas placas de la familia real

En una carta al dominical "The Sundy Telegraph", el magnate y ex propietario de los citados almacenes ingleses indicó que sus negocios se "triplicaron"cuando hizo desaparecer, en 2000, esos avales reales, de la Reina de Inglaterra, Isabel II, del Duque de Edimburgo, de la Reina Madre y del Príncipe de Gales.

"Ordené que las quitaran. Más tarde, las quemamos. Eran una maldición y el negocio se triplicó después de quitarlas", contó el empresario.

Al Fayed ha atacado verbalmente a la realeza británica en numerosas ocasiones después de la muerte de su hijo Dodi y de Diana de Gales en un accidente de tráfico en París en 1997.

En 1999, el egipcio llegó a acusar al Duque de Edimburgo de haber "orquestado"dichas muertes y se refirió a la familia real británica como a "esa familia Drácula", durante la investigación sobre el fallecimiento de Lady Di en 2008.

En su misiva al dominical, el magnate y dueño del club de fútbol Fulham, que vendió la tienda de Knightsbridge a la familia real de Qatar, también pidió a los nuevos propietarios de estos emblemáticos almacenes que mantuvieran los tributos dedicados a su hijo y a Diana de Gales.