Aparcamiento «low cost» en Barajas

Para muchos viajeros llegar al aeropuerto de Barajas supone una odisea, sobre todo si se vive a las afueras de Madrid. Si se decide ir hasta allí en transporte público hay que estar pendiente de los horarios de trenes de cercanías, autobuses y metro, lo que obliga a salir con mucho tiempo de antelación, ya que las combinaciones no siempre son buenas. Y si se elige el taxi, el precio del trayecto puede encarecer bastante el viaje.

La única condición para usar el párking es que la estancia debe ser como mínimo de dos días
La única condición para usar el párking es que la estancia debe ser como mínimo de dos días

Pero desde este verano estos problemas ya tienen solución gracias a la nueva iniciativa del aeródromo madrileño. Se trata de un aparcamiento de bajo coste que permite a los usuarios estacionar sus coches en el aeropuerto de Barajas con unas tarifas muy baratas para los clientes.

La única condición es que la estancia mínima debe ser de dos días, un periodo de tiempo por el que sólo se paga 15 euros. A partir de las 48 horas el precio va aumentando paulatinamente dependiendo del tiempo que el vehículo esté estacionado. Por ejemplo, aparcar el coche durante tres días cuesta 22,50 euros, 30 euros si son cuatro días y a partir del quinto el incremento es de 5 euros diarios.

Este nuevo parking de 5.883 metros cuadrados está situado en la zona del dique sur de la Terminal 1 y cuenta con 220 plazas para el aparcamiento público de vehículos. Otra de sus ventajas es que está conectado con las terminales T1, T2, T3 y T4 mediante un autobús gratuito que se coge en una parada muy próxima. Cuando se regrese del viaje el mismo autobús los volverá a dejar en el parking sin ningún gasto extra.

Para asegurarse una plaza en este parking «low cost» los usuarios deberán hacer una reserva por teléfono, fax o a través de la página web del aeropuerto, tal y como sucede con el aparcamiento de larga estancia del mismo.

Gracias a este nuevo parking de bajo coste, el aeródromo de la capital amplía y diversifica su oferta de aparcamiento. Entre el aparcamiento convencional, el Express, el Vip y el de larga estancia, Barajas ya cuenta con cerca de 18.400 plazas dentro de toda la superficie aeroportuaria.

Esta novedosa oferta está teniendo una gran aceptación entre los usuarios del aeropuerto, especialmente entre los que realizan viajes que no superan los siete días de duración. Lo consideran «cómodo, económico y que está muy bien situado». Las familias numerosas también agradecen esta nueva modalidad de parking porque «sale más barato dejar dos coches aparcados que pagar dos taxis». Durante el tiempo que dura el estacionamiento, el coche está vigilado y además no es necesario dejar las llaves del vehículo, algo que sí es obligatorio en otros aparcamientos y que suele crear desconfianza en los clientes.
Una nueva alternativa del aeropuerto que anima a viajar.


Empresas que hasta lavan el coche
Últimamente, las empresas que se encargan de aparcar los vehículos de los viajeros, de vigilarlos hasta su regreso, incluso de lavarlos, están proliferando con gran rapidez. Es el caso de Apark, una compañía que recoge el coche del cliente en el aeropuerto y lo deposita en un parking privado. En la reserva realizada por teléfono o en la página web, el usuario informa de la terminal, el día y la hora a la que necesita entregar el vehículo. La empresa se encarga de enviar un chófer que cogerá las llaves y conducirá el coche hasta el aparcamiento, y lo devolverá cuando el cliente lo indique. Se trata de un servicio continuo durante las 24 horas los 365 días del año, con unas tarifas que varían según la época, pero que suelen oscilar alrededor de los diez euros diarios.