Crítica de cine / «Dos hermanos»: Edipo reina

La Razón
La RazónLa Razón

Director: Daniel Burman. Intérpretes: Antonio Gasalla, Graciela Borges y Elena Lucena. Guión: D. Burman y Diego Dubcovsky. Duración: 105 minutos. Argentina, 2010. Tragicomedia. Esta mujer es odiosa, y una estafadora de cuidado en un país tan dolorido todavía como Argentina. Egoísta, atractiva, lianta, histérica, marrullera, lo peor sin embargo de Susana (la poderosa actriz bonaerense Graciela Borges) radica en la escasa información que Daniel Burman ofrece al público de esta artificiosa, solitaria vida. Sucede tres cuartos de lo mismo con el hermano de Susana, el cándido y sexualmente reprimido Marcos (encarnado por Antonio Gasalla, un gran cómico nacido también por aquellos lares), que aguanta estoicamente los caprichos de esta mujer altanera que lo manipula una vez y otra mientras bebe como un descosido. El complejo de Edipo reposa mansamente en el trasfondo del fallido filme, que no llega a desarrollar jamás en condiciones la historia ni en su vertiente humorista ni trágica ni nada, véanse por ejemplo las escenas de un funesto cumpleaños o el medio «affaire» de Marcos con un director de teatro. Burman pincha en hueso a vueltas, igual que siempre, con los conflictos familiares y la identidad personal en una producción por la que pululan dos protagonistas atónitos ante sus propias y poco creíbles desgracias. Igual que el espectador, que no sabe si sufrir con ellos o mandarlos directamente a hacer gárgaras.