Objetivo: lograr más lectores en Cataluña

Cultura presenta las líneas generales del plan de fomento de la lectura

Ferran Mascarell, ayer, rodeado de escritores, editores y miembros de la conselleria que forman parte activa del plan a favor de la lectura
Ferran Mascarell, ayer, rodeado de escritores, editores y miembros de la conselleria que forman parte activa del plan a favor de la lectura

BARCELONA– El crecimiento del número de lectores en Cataluña es prioritario para la conselleria de Cultura. Ayer el conseller Ferran Mascarell, arropado por su homónima en Educación y representantes del mundo editorial, presentó las líneas generales del programa del Plan Nacional de Lectura «100% lectores». La intención de esta iniciativa es aumentar el número de población lectora en Cataluña –situada en estos momentos en un 61,9 por ciento– y aproximarlo a la media europea, ahora en un 71 por ciento. Mascarell comentó que el plan quiere «vertebrar los esfuerzos de los diferentes sectores y ámbitos de la sociedad catalana orientándolos hacia el aumento de los hábitos lectores de los ciudadanos».
El director del Instituto de Industrias Culturales de Cataluña (ICIC), Fèlix Riera, apuntó los «objetivos concretos» de esta iniciativa, consensuados entre el sector público y el privado. Entre los primeros puntos destaca prestigiar la lectura; un mayor protagonismo del papel del libro en todos sus formatos y situaciones; fomentar la lectura en las bibliotecas e impulsarla en el ámbito educativo. Como concretó Riera, se espera lograr el fortalecimiento del sector editorial y de las librerías y una mayor visibilidad de la figura del autor. Las actuaciones concretas de este planteamiento serán hechas públicas coincidiendo con la fiesta de Sant Jordi.
El libro facturó en Cataluña el pasado año 612,74 millones de euros. La conselleria de Cultura intentará que la cifra suba un 5 por ciento a partir de mantener una colaboración estrecha con las editoriales, además de crear iniciativas destinadas al fomento de la compra de libros.

Financiar proyectos
La Generalitat buscará fortalecer y consolidar el sector del libro en Cataluña, en la actualidad la onceava potencia editorial mundial en venta de libros. El plan tratará este punto con nuevas y mejores herramientas públicas para la financiación de proyectos empresariales. Se le prestará apoyo financiero a planes editoriales, además de crear una línea de aportaciones reintegrables, con una parte de subvención también reintegrable en función de los resultados económicos del proyecto.
También quieren incrementar la facturación del libro digital, en la actualidad en un 0,9 por ciento, esperando alcanzar el 2 por ciento gracias al fomento de la lectura entre el público infantil y juvenil, así como con la creación y potenciación de concursos y premios literarios en los que internet sea una herramienta divulgativa.


Prestigiar el papel de los escritores
Los escritores jugarán un papel muy importante en la promoción de la lectura. El plan busca que ellos sean vistos como un referente y vehículo de prescripción y calidad del libro. Se apostará porque puedan tener un contacto directo con los lectores, fomentando su presencia en el espacio público como ferias, festivales, además de en iniciativas promovidas por la Institució de les Lletres Catalanes. La conselleria también quiere implicar en el plan a varias instituciones culturales, tanto públicas como privadas. Entre ellas ya están predispuestas a acoger actividades a favor de la lectura el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, la Cámara de Comercio, el Centro de Cultura Contemporánea o Arts Santa Mònica, entre otras. Estos espacios serán empleados como contenedores y generadores de acciones relacionadas con la cultura, generando iniciativas en favor del libro y las letras.