Barcelona

El PSC arropa a Hereu porque es su «único» candidato a las elecciones

La ejecutiva del PSC muestra su respaldo a Hereu tras la consulta por la reforma de la Diagonal.

Jordi William Carnes (Barcelona, 1959) será el encargado de sustituir a Carles Martí como primer teniente de alcalde de Barcelona.
Jordi William Carnes (Barcelona, 1959) será el encargado de sustituir a Carles Martí como primer teniente de alcalde de Barcelona. larazon

Barcelona-El PSC salió ayer en defensa del alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, después de la contundente derrota que éste sufrió anteayer en la consulta sobre la transformación de la avenida Diagonal. El 79,84 por ciento de los 172.161 barceloneses que votaron rechazó la reforma que defendía el Ayuntamiento, un resultado que dejó a Hereu contra las cuerdas y que le obligó a cesar a su mano derecha, el primer teniente de alcalde Carles Martí, ideólogo del referéndum. El batacazo dejó al gobierno municipal en una situación muy delicada y el PSC ha optado por cerrar filas con el alcalde ante la imposibilidad de encontrar ahora un sustituto con garantías.

«Hereu es la única opción»«La dirección del PSC piensa que el alcalde Hereu ha sabido escuchar perfectamente el mensaje de la ciudadanía. Ha actuado con autoridad y consecuencia, y el PSC da pleno apoyo a sus decisiones», afirmó el director de campaña de los socialistas catalanes y miembro de la ejecutiva, Jaume Collboni. Ante las preguntas de los periodistas acerca de un posible relevo en la próxima candidatura a las elecciones municipales de Barcelona, Collboni quiso cortar en seco las especulaciones. «Él es la única opción y la mejor», sentenció. Sin embargo, también se encargó de recordar que en el PSC existe un proceso previo de primarias que todo aspirante debe superar. La intención de Hereu es inequívoca: «Yo siempre estoy a disposición de esta ciudad y siempre me arriesgaré por ella». El alcalde volvió a reafirmarse en estas palabras durante la reunión de la ejecutiva de los socialistas de Barcelona, dónde Martí comunicó también su voluntad de seguir liderando el PSC de Barcelona, pese a su cese.Después de sentenciar a su mano derecha, al alcalde de Barcelona no le quedó más remedio que anunciar el nombre de su nuevo número dos. El actual tercer teniente alcalde y edil de promoción económica, Jordi William Carnes, fue el escogido para sustituir a Martí al frente de la primera tenencia de alcalde. La elección no fue al azar. Hereu tiene claro que deberá reorganizar el gobierno municipal, además de «reenfocar algunas realidades». De ahora en adelante, el alcalde de Barcelona pretende que se perciba mejor su actividad diaria y pondrá un mayor acento sobre la gestión de la crisis. Sin embargo, los movimientos de Hereu no tranquilizaron a la oposición que siguió exigiendo su cabeza.

«Alcalde sin norte»El presidente del grupo popular en el Consistorio, Alberto Fernández, fue un paso más allá y solicitó a Hereu que se someta a una cuestión de confianza. «Es un alcalde sin norte, censurado por Barcelona que debe dimitir. Ya que no dimite, debe plantear una cuestión de confianza», afirmó Fernández. Lo que queda descartado, de momento, es que la oposición presente una moción de censura. Así lo expresó el líder del PP y el presidente del grupo municipal de CiU, Xavier Trias. Descartada la moción de censura, el nacionalista instó al Ayuntamiento a ponerse manos a la obra. «No podemos estar lamiéndonos las heridas de la Diagonal», apuntó Trias, al mismo tiempo que exigió al Consistorio que resuelva «problemas de futuro» y «lidere la salida de la crisis». Sin embargo, Trias empieza a vislumbrar «el final de una etapa» que acabaría con treinta años de socialismo en Barcelona.

Jordi William Carnes (Barcelona, 1959) será el encargado de sustituir a Carles Martí como primer teniente de alcalde de Barcelona. Hasta la fecha, Carnes había ocupado la tercera tenencia de alcalde de Barcelona y era edil de promoción económica. Filólogo de profesión, Carnes está muy bien vinculado a la cúpula de los socialistas catalanes. Tanto es así, que llegó a dirigir la conselleria de Agricultura en 2006, en sustitución de Ramon Siurana.

ANÁLISISCambia el rumbo, pero no hay otro capitán al timón- ¿En qué situación afronta Hereu el último año de su mandato?–El revés que ha sufrido el Ayuntamiento con la consulta sobre la reforma de la Diagonal deja al alcalde Jordi Hereu muy debilitado. Es, probablemente, el momento más delicado para el PSC en los últimos 30 años de gobierno ininterrumpido en Barcelona. Joan Clos atravesó un período de muy baja popularidad y el PSC optó por forzar su relevo para evitar que el Ayuntamiento cambiara de manos. Hereu está en una situación de muy alto riesgo porque Barcelona le ha girado la espalda. No ha tenido más remedio que reorientar el rumbo y dejar en segundo plano las grandes operaciones de transformación urbana para poner el acento en las políticas sociales.- ¿Puede el PSC forzar un cambio de candidato en Barcelona? –El PSC siempre ha cambiado de candidato usando la alcaldía como trampolín. Tanto Maragall, como Clos y Hereu accedieron al mando sin antes pasar por unas elecciones. Se hace difícil pensar en un relevo porque falta un año para las elecciones y el PSC no tiene una figura que se perfile como sustituto.