El PP logra el compromiso de CiU de limitar recortes en salud y educación

Lo que no logró la ideología, lo hizo la economía.

Enric Millo comenta con Rafael Luna la moción en el Parlament
Enric Millo comenta con Rafael Luna la moción en el Parlament

BARCELONA- El PP, coherente con su programa electoral, tendió ayer la mano a CiU para sacar adelante medidas que ayuden a dejar atrás la crisis económica. Los populares pactaron con el grupo del gobierno una moción que compromete a la conselleria de Economía a presentar los Presupuestos de la Generalitat para 2011 antes del 30 de abril y a no retrasarlos por compromisos electorales.
Además de establecer un calendario –que PSC, ERC e ICV dudan que llegue a cumplirse–, la moción contempla el compromiso de racionalizar los gastos para que los recortes no afecten a la calidad de la salud y la educación, «como haría cualquier familia», argumentó el diputado popular, Rafael López. Durante la exposición de la moción, aprobada con 79 votos a favor y 50 en contra, López invitó al Govern a seguir el ejemplo de Galicia que ha recortado los presupuestos un 11 por ciento, excepto en salud y sanidad, donde lo ha hecho un 5,5 por ciento. El PP también logró el compromiso de congelar durante tres años la creación de empresas públicas.