Diez detenidos por expedir títulos falsos a 80 euros

La operación, denominada «Catis», se extiende entre Canarias, Badajoz y una provincia andaluza: Cádiz.

Un joven entra en el edificio donde se encuentra una de las oficinas    del sindicato Sitca, eje de la operación
Un joven entra en el edificio donde se encuentra una de las oficinas del sindicato Sitca, eje de la operación

Cádiz- La Guardia Civil de Cádiz ha detenido a diez personas que pertenecían a una red dedicada a expedir titulaciones académicas falsas y ha imputado a otras dos como presuntos autores de los delitos de falsedad documental y estafa. Según informó el Instituto Armado en un comunicado, los títulos eran expedidos por el Sindicato Independiente de Trabajadores con sede en la capital gaditana, aunque sus miembros no realizaban actividad sindical alguna y carecían de instalaciones y medios para ejercer tal este trabajo.
Las investigaciones, que bajo el nombre de «Operación Catis» se desarrollaron en Cádiz, Canarias y Badajoz, comenzaron en noviembre del pasado año, cuando los agentes fueron alertados de que un sindicato de Cádiz ofrecía títulos oficiales a cambio de determinadas cantidades de dinero. Seguidamente, comprobaron que el Sindicato Independiente de Trabajadores de Cádiz (Sitca), previo pago de 80 euros y una fotocopia del DNI, proporcionaba diplomas y certificados de asistencia de cursos oficiales sin recibir formación alguna.
Gracias a estos diplomas se conseguían trabajos para los que se exigía una determinada titulación. Entre otros, se podían adquirir certificados y diplomas del curso básico de Riesgos Laborales, titulaciones necesarias para poder optar a determinadas bolsas de empleo o para trabajar en el sector del metal.
Bajo la tapadera de un sindicato, la organización falsificaba diplomas y certificados anunciándose incluso a través de Internet, para ofrecer diversos cursos organizados por instituciones y organismos oficiales o el propio Sindicato Independiente de Trabajadores de Cádiz.
Según la Guardia Civil, el Sitca certificaba, previo pago de 80 euros, que el alumno había realizado un curso, contabilizando las horas lectivas, aunque en realidad el alumno no realizaba ninguna hora presencial ni el sindicato preparaba al trabajador.
Expedían títulos autorizados por diversos organismos oficiales y otras empresas delegadas, cuya docencia era supuestamente impartida por el sindicato gaditano. Incluso, los alumnos podían matricularse en cursos realizados en años anteriores, proporcionándoles los correspondientes diplomas con fecha anterior a la inscripción del alumno.
Los agentes encargados de la investigación determinaron que la actividad que realizan los miembros del sindicato tenía como única finalidad el lucro económico, procedente del pago que hacían los alumnos por los cursos, llegando a ingresar a través de su cuenta corriente un total de 1.460.533 euros entre los años 2007 y 2009, a lo que habría que añadir el dinero que se cobra en efectivo en las propias oficinas. La organización estaba encabezada por el secretario general del sindicato, cerebro de la trama, que se valía de otras personas, organismos y empresas, que facultaban al sindicato los títulos que expedía.
Entre los implicados se encuentran Inmaculada Acosta y María Rosa de Haro, del PP, dos ex cargos públicos canarios. Según matizaron a Europa Press fuentes cercanas al caso, la implicación de estas dos personas no tiene que ver con su condición de cargo público y de pertenencia al PP, sino con la actividad profesional que desempeñaban en una escuela dedicada a la formación en materia sanitaria en Canarias.


Salud rastreará en la bolsa del SAS
La Consejería de Salud anunció ayer que ha procedido a estudiar la situación de las personas que se encuentran actualmente en la Bolsa Única de Empleo del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y de otras instituciones del sistema sanitario público andaluz (SSPA) debido a la estafa de diplomas y certificados, entre ellos de tipo sanitario. El departamento que dirige María Jesús Montero señaló, asimismo, que abordará con los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad las posibles iniciativas que se puedan tomar de manera preventiva.