«Nuestros quesos son únicos tienen carácter»

Socio de la Granja Cantagrullas, Rubén Valbuena cree que «el medio rural ofrece tantas posibilidades como la ciudad»

«No empezamos esto por estar en paro, no. Lo hicimos por cambiar de vida»
«No empezamos esto por estar en paro, no. Lo hicimos por cambiar de vida»

RAMIRO (VALLADOLID)- Rubén Valbuena cuenta con 31 años, cuatro hijos y una experiencia vital amplia. Como su currículum. Ha vivido casi una década en el extranjero. Es licenciado en Geografía y consiguió tres másteres en universidades de nuestro país y la América Hispana. «Somos una generación muy bien formada, hemos tenido muchas posibilidades, pero siempre he entendido que la enseñanza que recibimos no nos debe condicionar para elegir camino profesional». En su caso, el paso por la educación superior le ha servido para «tener espíritu crítico y sentido de observación y análisis», sentencia.

Nuestro emprendedor de hoy se define enérgico, soñador y devoto de los quesos. Tal cual. Y lo demuestra en nuestra conversación. Es uno de los socios de Granja Cantagrullas, un proyecto de transformación de productos primarios pensado para vivir en todos los sentidos. Económica, pero también socialmente.

De manera que hace apenas tres años, Rubén, su mujer Asela y su hermana María, entre otros miembros de su familia, apostaron por una vida en el campo.
Concretamente, en Ramiro. En la provincia de Valladolid. Allá donde se sitúan sus raíces. «Este proyecto no surge de la nada, porque en mi familia se ha trabajado con ganado extensivo de oveja autóctona, aprovechando al máximo recursos locales, desde hace tres generaciones».

Precisamente esa materia prima es la esencia de los quesos de Granja Cantagrullas. «Es leche de excelente calidad», sugiere Rubén, quien empezó a familiarizarse con la producción de lácteos en Francia. Y partiendo de esos conocimientos adquiridos en el país vecino, trasladó ideas y principios a una empresa que califica como «muy castellana».

El proyecto surgió con dos patas: la elaboración de quesos con leche cruda y la aplicación de tecnologías punteras a la leche de oveja. En el primer ámbito, Granja Cantagrullas obtuvo el primer registro sanitario de España para elaborar lácteos y tiernos con leche cruda. «Lanzamos al mercado un producto con menos de 60 días de maduración», indica con satisfacción Rubén Valbuena.

«Se trata de quesos que huyen de la convencionalidad, donde la leche se manifiesta con un carácter extraordinario y que son únicos», añade este emprendedor que, insiste: vivimos en el campo y del campo, y estamos muy implicados en esta filosofía de vida». Rubén rechaza hablar de todo lo que tenga que ver con «desarrollo sostenible, o sostenibilidad en los manejos». Asegura que «son palabras prostituidas». Lo que sí defiende es «la racionalidad y la lógica en procesos productivos».

Buscar para encontrar
Por otra parte, insiste en que «nosotros no hemos puesto en marcha este proyecto al encontrarnos en paro. Trabajábamos y dejamos nuestras actividades, porque realmente nos apetecía cambiar de vida, de rumbo y de espacio».

Al respecto, indica que «es el momento de mostrarse como una persona polifacética, flexible, que se adapte a las nuevas situaciones, capaz de encontrar un hueco en los nichos de mercado emergentes».

Sobre el medio rural, cree que «ofrece tantas posibilidades o más que el urbano» y señala que «yo no tengo ninguna limitación, puedes hacer de todo». Si bien, cree que «la gente en los pueblos pide los mismos servicios que en las ciudades, pero siendo realistas, eso es inasumible, utópico».

 

De cerca
«Desde hace un par de meses atendemos pedidos a través de ‘Whatsapp'». Rubén da fe así de la búsqueda constante por la innovación que aplica Granja Cantagrullas, que distribuye cada semana a Valladolid, Segovia y Madrid directamente, pero que envía quesos por mensajero a establecimientos de media y alta restauración de toda España. Internet también es un escaparate para la producción de la empresa, que busca dar facilidades al cliente final para que sea él quien se lance a hacer pedidos. Defensor de las oportunidades del medio rural, Rubén aplaude a quienes allí emprenden. Y señala que las administraciones no les han puesto pegas.