Fumar más de dos paquetes al día duplica el riesgo de Alzheimer

Fumar duplica el riesgo se sufrir Alzheimer. En concreto, las personas que fumaron más de dos paquetes al día durante la edad tenían un riesgo elevado de padecer demencia más adelante. En cambio, los que habían dejado de fumar o fumaban menos de medio paquete al día, no parecían tener un riesgo mayor. Los investigadores siguieron a un total de 21.123 personas durante una media de 23 años, de las que 5.367 desarrollaron demencia, bien Alzheimer o demencia vascular.

Estas son las conclusiones de un estudio de la Universidad de Finlandia Oriental y el Hospital Universitario de Kuopi en Finlandia. Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista 'Archives of Internal Medicine'.

Los investigadores, dirigidos por Minna Rusanen, analizaron datos de 21.123 miembros de un sistema de atención sanitaria que participaron en una encuesta entre 1978 y 1985, cuando tenían entre 50 y 60 años. Los autores siguieron los diagnósticos de demencia, enfermedad de Alzheimer y demencia vascular entre enero de 1994 y julio de 2008, cuando los participantes contaban con una media de edad de 71,6 años.

Un 25,4 por ciento del total de participantes, lo que equivale a 5.367, fueron diagnosticados con demencia durante una media de 23 años de seguimiento, entre ellos, 1.136 con enfermedad de Alzheimer y 416 con demencia vascular.

Los que fumaron más de dos paquetes al día durante la mediana edad tenían un riesgo elevado de demencia global y también de cada subtipo, enfermedad de Alzheimer y demencia vascular, en comparación con los no fumadores. Los ex fumadores, o aquellos que fumaban menos de medio paquete al día, no parecían tener un riesgo que el resto de la población.

El tabaco, responsable directo de las muertes

Los autores señalan que el tabaquismo es un factor de riesgo bien conocido del ictus y que podría contribuir al riesgo de demencia vascular a través de mecanismos similares. Además, el tabaco contribuye al estrés oxidativo y a la inflamación, que se consideran factores importantes en el desarrollo de la enfermedad del Alzheimer.

Las estimaciones actuales sugieren que el tabaco es responsable de varios millones de muertes cada año por causas como el ataque cardíaco y el cáncer. Aunque el tabaquismo aumenta los riesgos de la mayoría de enfermedades y de la mortalidad, algunos estudios han mostrado entre los fumadores un riesgo reducido de enfermedades de Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas.