Operación salida a 110 más cara y con más atascos

La operación salida de Semana Santa es, de por sí, una de las escapadas más conflictivas del año por la multitud de desplazamientos que se producen en un corto espacio de tiempo. Todos nos ponemos en carretera los mismos días y a las mismas horas con destinos similares.

coxe
coxe

Sin embargo, se da la circunstancia de que este año coinciden varios factores que harán más dificultosa la escapada de Semana Santa: hay numerosas obras en las principales vías de la Red de Carreteras del Estado, con lo que el atasco está garantizado; tendremos que ir un poco más lentos de lo acostumbrado (a 110 km/h como máximo), con lo que tardaremos que el año pasado en un mismo trayecto; y para colmo, tendremos que aflojar un poco más el bolsillo a la hora de llenar el depósito del coche después de que el precio del litro de gasolina y de gasóleo haya vuelto a marcar un récord histórico.

Sin embargo, nada de esto será impedimento para que los españoles se pongan en carretera. De hecho, la DGT prevé que hasta el 25 de abril se producirán 14,4 millones de desplazamientos en las vías, los mismos que el año anterior.

Vías en renovación
En cuanto a los atascos, parte de la culpa la tiene Fomento. Y es que muchas de las carreteras de primera generación (las construidas en los años ochenta y noventa), se han quedado antiguas y el Ministerio se encuentra embarcado en plena fase de renovación de las vías. «Hace muchos años que no coincidían tantas obras a la vez», señala Federico Fernández, subdirector general de movilidad de la Dirección General de Tráfico.

Así, hay obras en las principales carreteras y muchas de ellas coinciden con los tramos más cercanos a Madrid: en la A-1 (entre Madrid y Burgos); en la A-2 (entre Guadalajara y Zaragoza); en la A-3 (en la provincia de Cuenca); en la A-4 (a la altura de Despeñaperros); en la AP-6 (entre Villacastín y San Rafael). Además, la final de la Copa del Rey que se disputa el próximo miércoles en Valencia desplazará hasta la capital del Turia a 40.000 personas.

De éstas, al menos 6.000 se trasladarán en coche, «lo que equivale a tener llena de tráfico la carretera que une Madrid y Valencia durante dos horas», advierte Fernández. De ahí que el subdirector de movilidad de la DGT recomiende «los itinerarios alternativos que ha propuesto Tráfico para evitar atascos». También aconseja «planificar el viaje antes de salir y escuchar la radio para estar al tanto de las posibles incidencias».

Otra circunstancia que hace pensar a la DGT que habrá más aglomeraciones que otros años es el hecho de que la Semana Santa, en esta ocasión, haya caído más tarde que otros años en el calendario, coincidiendo con días más largos. Esta circunstancia hace que los conductores madruguen más o retrasen el retorno y «la gente se concentre en periodos horarios más cortos», explica Fernández.

Récord de precios
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, alertó ayer de la necesidad de extremar la precaución al volante. La experiencia demuestra que más de la mitad de los siniestros (el 52%) se producen en carreteras convencionales por salidas de la vías y aunque las cifras de siniestralidad van bajando, resulta escalofriante pensar que durante la Semana Santa del año pasado se produjo una media de 4,2 muertos y 24 heridos graves al día. El saldo final fue de 44 fallecidos y 249 heridos de gravedad.

Por otro lado, los precios del carburante no acompañan. La gasolina se ha encarecido un 1,35% en la última semana y ha marcado un nuevo récord (1,354 euros) y el gasóleo ha alcanzado su máximo anual (1,308 euros). De esta forma, llenar el depósito del coche cuesta 67,7 euros, 8,8 más que hace un año, mientras que en el caso del gasóleo cuesta 65,4 euros, 11,5 euros más que en 2010.

Aprovechando que el precio del carburante está por las nubes, el director general de Tráfico, Pere Navarro, aprovechó ayer para promover la conducción eficiente. De hecho este es el mensaje de la campaña divulgativa que se emitirá en radio, internet y que podrá verse en el nuevo canal de tráfico en YouTube. De hecho, Navarro avanzó ayer su intención de introducir una nueva prueba dentro del examen práctico de conducir que evalúe la eficiencia al volante. Y es que, con una buena formación «se puede conseguir un ahorro medio de carburante y de emisiones de CO2 del 15 por ciento», aseguró a Ep.

No obstante, será en 2012 cuando se incluya esta nueva prueba en los exámenes prácticos.
Lo que está claro es que esta Semana Santa invertiremos más tiempo en la carretera. La reducción de la velocidad a 110 km/h alarga el trayecto Madrid-Barcelona en unos 30 minutos (según un cálculo lineal) y si decidimos bajar a Sevilla, invertiremos casi 40 minutos más. Esta previsión es optimista ya que en ella no entran factores como las retenciones, las obras y la acumulación de velocidades por los frenazos. «En Semana Santa los cálculos no sirven de mucho porque en ellos tampoco valoramos los descansos», explica Antonio Lucas, portavoz del RACE.

Tiempo primaveral
Pero si hay algo que todo el mundo se pregunta ahora es qué tiempo va a hacer en Semana Santa. Cantabria es, según la Agencia de Meteorología, la mejor zona para disfrutar de esta Semana Santa, ya que las borrascas no llegarán a la cornisa cantábrica. Después de una semana de elevadas temperaturas por una masa de aire tropical, los termómetros descenderán ligeramente a lo largo de la semana y el sol se ocultará para dejar paso a la lluvia.