Laporta se defiende

Dani Alves actúa como «cicerone» de sus compatriotas durante estos días que están concentrados en Barcelona
Dani Alves actúa como «cicerone» de sus compatriotas durante estos días que están concentrados en Barcelona

BARCELONA- El término «levantar las alfombras» se ha puesto de moda en los últimos años en el Barcelona. En los dos últimos procesos electorales, varios de los candidatos lo han utilizado para informar a los socios de que harían públicos los números reales del club. Lo hizo Laporta antes de acceder a la presidencia en 2003. Pero no cumplió y la realidad de la etapa Gaspart quedó a la sombra. Y lo hizo hace poco Sandro Rosell, que, en su caso, parece que cumplirá con lo dicho. Lo primero que hizo tras salir elegido como presidente fue encargar una «due dilligence» a KPMG para conocer la realidad del club.

Aunque los resultados definitivos de la «due dilligence» no se sabrán hasta mediados de octubre, más o menos, ya se conocen algunos de los gastos de la «era Laporta» y ponen los pelos de punta. Cifras como 420.000 euros en joyas, 42.000 euros por partido de cátering o 40.000 euros al mes pagados a una empresa de seguridad relacionada con Uzbekistán, desveladas por el diario «Marca», han puesto a Laporta y a su junta en el disparadero.

Todas estas acusaciones han herido a Laporta, que ayer quiso defenderse en los micrófonos de TV3, donde estaba citado para hablar de su futuro como político. El ex presidente azulgrana dejó muy claro que tiene «la conciencia tranquila», la frase que mejor resume su forma de sentir. «La sensación que tengo es: "Difama, que alguna cosa queda"», relató.

Joan Laporta justificó algunas de las cifras que se han hecho públicas, como el gasto enorme hecho en joyería: «Dicen que hemos comprado relojes; son premios que se han dado a jugadores por ganar lo que han ganado, que ha sido mucho. Y los títulos se pagan y se agradecen. Es una cuestión de respeto hacia los profesionales, que han hecho muy bien el trabajo».

Una de las partidas que más llama la atención es el millonario gasto en aviones privados, una cuestión que también quiso abordar el ex máximo mandatario barcelonista. «Les hemos procurado hacer la vida cómoda a los jugadores, porque se lo han ganado», explicó. Laporta aclaró que cuando los internacionales del Barcelona debían regresar de jugar con sus selecciones «se les proporcionaban las mejores condiciones para que estuviesen preparados y dispuestos».

Laporta recurrió a uno de los términos que hizo famoso en sus últimos tiempos de mandato, «la caverna mediática españolista», y señaló: «Estoy muy acostumbrado a que desde determinados sectores se dediquen a esto. Lo que no podrán borrar por mucho que digan es todo lo que ha ganado el Barça durante estos siete años. Esto les duele».

Pero no sólo Laporta ha salido al paso de estas acusaciones; Alfons Godall, su amigo íntimo y vicepresidente durante todo su mandato, ha remarcado su intención de «no pasar por un chorizo y por mal gestor». Un ex directivo, Albert Perrín, por su parte, considera que «la junta de Rosell ha puesto el ventilador».

Laporta está estudiando la posibilidad de acudir a la próxima Asamblea de Compromisarios para defender los números presentados por Xavier Sala i Martín ante los socios. Una posibilidad que le brindan los Estatutos del club.


Brasil, concentrada en Barcelona
Los escasos efectivos de la primera plantilla del Barça que quedan estos días en Barcelona han obligado a Guardiola a concederles unos días de fiesta. La ausencia de los azulgrana no se traducirá en paz y tranquilidad para la ciudad deportiva «Joan Gamper». La selección brasileña, pentacampeona del mundo, inició ayer una concentración en la capital catalana durante la que hará uso de las instalaciones barcelonistas para ejercitarse. Brasil no tiene ningún compromiso durante estas «fechas FIFA» y ha decidido hacer piña en Barcelona. Los brasileños se entrenarán durante tres días por la tarde en Sant Joan Despí y está previsto que jueguen un partido el martes ante el Barça B. De la lista inicial de jugadores convocados por el seleccionador Mano Menezes, se cayó ayer el madridista Marcelo, que se tuvo que retirar del entrenamiento del Real Madrid por un golpe en el tobillo. El lateral blanco será sustituido en la convocatoria por el azulgrana Adriano.