Calabuig echa la culpa de los datos del CIS a sus predecesores

Quiere situar a Valencia entre las diez urbes más importantes

039val07fot1
039val07fot1

VALENCIA- El candidato a la alcaldía de la ciudad de Valencia por el PSPV, Joan Calabuig, es un hombre políticamente correcto, lo cual no implica que con su alambicado lenguaje tecnócrata diga lo que tiene que decir, aunque parezca que no lo ha dicho. Y ello viene a colación porque, preguntado ayer por las encuestas del CIS que prevén un descenso de dos concejales en el grupo que opta a presidir, Calabuig dijo que «creemos que, desde que se hizo la encuesta hasta ahora, va a haber un cambio que se va a visualizar». Repreguntado por si se refería a que el sondeo se realizó antes de que Zapatero anunciara que no repetía, dijo que no, que más bien se refería a la confianza que tiene en su propuesta «frente a la valoración que se hacía de la vida cotidiana del Ayuntamiento. Ahora, gracias a ustedes (los periodistas), se conocen a las personas y a las propuestas».
Osea, que el grupo que suspende en la valoración del CIS es el que lideraba Carmen Alborch y que, ciertamente, ha pasado con más pena que gloria. De hecho, solo una edil repite en puestos de salida, y otro con opciones más que dudosas.
Por lo demás, Calabuig se comprometió a crear empleo en la ciudad mediante la rehabilitación de edificios -8.000 empleos- y en la aplicación de la ley de dependencia -3.000 empleos-, todo ellos con financiación del Gobierno central.
También pretende aumentar un 20 por ciento el uso de energías renovables, y reducir otro tanto el consumo y las emisiones de CO2.
Calabuig intentará, «no en un legislatura», que el eje Estación del Norte-Torres de Serranos sea peatonal y, poco a poco, toda «la corona interior de la ciudad».
Pretende situar a Valencia entre las diez ciudades más importantes con más de 500 propuestas para todos los barrios.