El PSC de Barcelona se une a los obiolistas en aras de una revolución

Hereu y otros colegas de la Federación de Barcelona asisten al acto de Nou Cicle, que exige una sacudida al PSC.

Hereu intenta enterrar el debate de las primarias
Hereu intenta enterrar el debate de las primarias

BARCELONA- Después de la derrota en las elecciones autonómicas y de la victoria de Jordi Hereu y la Federación de Barcelona en las primarias, la dirección del PSC vio ayer otra tarjeta amarilla, la que le mostró la plataforma Nou Cicle, impulsada por Raimon Obiols y otros dirigentes del ala más catalanista. Los obiolistas presentaron un manifiesto en la sala de actos del Colegio de Abogados, llena hasta la bandera, donde urgen una revolución en el PSC, si el partido quiere ser una alternativa con cara y ojos en las próximas elecciones autonómicas, previstas para 2014.

Renovarse o morir
Raimon Obiols resumió su propuesta en que «no habrá alternativa en 2014 sin un PSC renovado» y «no habrá un PSC renovado, si no hay un debate previo». Y tal y como insistió Joan Ignasi Elena, candidato de Obiols a liderar el cambio –además, de alcalde de Vilanova i la Geltrú–, el debate tiene que abrirse cuanto antes, para que dé tiempo a intercambiar ideas antes del congreso de octubre, del que debe salir un PSC renovado. La eurodiputada Maria Badia avisó que se requiere un cambio radical, «cambios con sacrificios», matizó Obiols.

En el acto organizado por Nou Cicle hubo ausencias destacadas del llamado sector catalanista. Faltaron Montserrar Tura, Antoni Castells o Ernest Maragall. En cambio, se vieron muchas caras de la Federación de Barcelona, Albert Aixelà, personas de confianza de Carles Martí y el propio Jordi Hereu, que se sentó en primera fila junto a Miquel Iceta o Anna Balletbó. Nou Cicle, igual que la Federación de Barcelona, propugna una renovación del partido «radical», de abajo a arriba. Obiols, incluso, es partidario de organizar unas primarias «abiertas» para elegir a la nueva dirección del PSC, esto es que voten los ciudadanos. En vez de la fórmula del tripartito, que criticó con dureza, Obiols animó a promover una alianza de izquierdas catalana para derrotar a CiU.


Hereu intenta enterrar el debate de las primarias
Jordi Hereu aprovechó ayer la inauguración de la exposición «Barcelona Direccions», en una sala inacabada del DHUB –que PP y CiU denunciaron que ha costado 780.000 euros–, para enterrar el debate de las primarias. Hereu avisó que para él, «se ha acabado el debate» y llamó a los socialistas a sumar para ganar las municipales. Hereu estuvo arropado por casi todos sus concejales. En la imagen, con García-Bragado.