Literatura

Los clásicos vuelven esta temporada

Hacía tiempo que un año editorial no tenía tantos regresos esperados y deseados por parte de lectores y editores. Marsé, Pérez-Reverte, Bolaño, Amis, Murakami, Ellroy y Marías, entre otros, son algunos de los autores que regresan con paso firme a las librerías con novedad en su catálogo.

De izda. a dcha.: Pérez-Reverte, Bolaño, Amis, Gimferrer, Murakami, Marsé y Roth
De izda. a dcha.: Pérez-Reverte, Bolaño, Amis, Gimferrer, Murakami, Marsé y Roth

Probablemente sea el de Juan Marsé el retorno más ansiado de todos. El próximo 11 de febrero está previsto que Lumen comience a distribuir «Caligrafía de los sueños», novela que el autor escribía cuando le concedieron el Premio Cervantes en 2009 y con la que regresa a la Barcelona de los años 40, en esta ocasión para narrar una historia de desamor, centrada en Ringo, un chaval de unos quince años que se pasaba muchas horas encerrado en el bar de la señora Paquita, leyendo y moviendo los dedos sobre las mesas, como si aún estuviera repasando las lecciones de piano que su familia ya no podía costearle. Es en ese antro del barrio de Gracia donde Ringo conoce la historia de amor entre la señora Mir y el señor Alonso: ella, una mujer entrada en años y en carnes, masajista de profesión, coqueta, ingenua y enamoradiza; él, un cincuentón apuesto que empezó frecuentando a la mujer para curarse de una lesión en el pie y acabó instalándose en su casa.

Texto inacabado
También dentro de la narrativa de ficción, Anagrama recupera un nuevo inédito de Roberto Bolaño, en este caso la inacabada «Los sinsabores del verdadero policía», una obra en la que el autor estuvo trabajando desde los años 80 y que continuó redactando hasta poco antes de morir. Bolaño nos habla de Amalfitano, un exi­liado chileno, profesor universitario, viudo con una hija adolescente, que nos descubre a través de la narración el desencanto político, y su amor a la poesía, que le obliga a abandonar Barcelona tras un escándalo.

Éstos no serán los únicos regresos sonados a las librerías. Arturo Pérez-Reverte ya tiene listas las nuevas hazañas de su capitán Diego Alatriste y Tenorio. En «El puente de los asesinos», el gran héroe estará en Roma y volverá a contar con uno de sus mejores aliados: Francisco de Quevedo. El libro aparecerá en Alfaguara, sello en el que también ya está anunciado lo nuevo de Javier Marías. En ese mismo terreno de la novela de aventuras por donde camina Alatriste, se mueve también Paco Ignacio Taibo II con «El regreso de los Tigres de Malasia» (Planeta), donde se recupera a Sandokán, el famoso héroe de Salgari que, en esta ocasión, se ve inmerso en una conspiración organizada por una sanguinaria organización llamada «El Club de la Serpiente», que tiene aterrorizados a la población dakaya del interior de la isla de Borneo.

En un ámbito más paranormal, Javier Sierra intentará repetir el gran éxito logrado con «La cena secreta». Con «El ángel secreto», en Planeta, uno de los títulos que más ruido hizo en la última Feria de Fráncfort antes de su publicación, el autor nos traslada hasta una catedral, en este caso la de Santiago de Compostela, durante la restauración del Pórtico de la Gloria. Allí, Julia Álvarez recibe una noticia devastadora: su marido ha sido secuestrado en una región montañosa del noreste de Turquía. A partir de ese momento, Julia se verá envuelta sin quererlo en una ambiciosa carrera por controlar dos antiguas piedras que, al parecer, permiten el contacto con entidades sobrenaturales y por las que están interesados desde una misteriosa secta oriental hasta el presidente de los Estados Unidos.

De alguna manera también relacionada con algunos aspectos de la realidad, se sitúa el retorno a la ficción de Ángella Vallvey, en Destino. «El hombre del corazón negro», con el crimen organizado que viene del Este como telón de fondo, es una obra ambientada en el Madrid de las mafias y la crisis. Desde la periferia de la capital hasta Arabia Saudí, desde la catástrofe de Chernóbil hasta el Levante español, pasando por una Europa convulsa y secreta. También puede parecer polémica la nueva obra de Manuel Vicent, en Alfaguara. En «Aguirre, el magnífico», Vicent se atreve a novelar la vida del último duque de Alba, Jesús Aguirre, a quien conoció bien, un título que viene a suplir la ausencia de las siempre buscadas y nunca encontradas memorias del fallecido clérigo e intelectual que se convirtió en noble.

En formato de narrativa breve, Debolsillo prepara un volumen con todos los relatos escritos por Enrique Vila-Matas, recuperando textos ya conocidos y algunas rarezas hasta ahora escondidas por el autor de «Dublinesca». Otras recuperaciones son, en RBA, las de Max Aub («Dos vidas imaginarias: Jusep Torres Campalans /Vida y obra de Luis Álvarez Petreña») y Augusto Roa Bastos («Hijo de hombre»).

En el terreno de las traducciones, uno de los regresos más sonados es el del maestro de la novela policiaca James Ellroy. El autor cambia de sello –pasa de Ediciones B a Mondadori– y regresa al tono autobiográfico de «Mis rincones oscuros». En su nueva obra, «A la caza de la mujer», Ellroy habla de sus controvertidas relaciones con el sexo opuesto.

También en Mondadori, y precedido de un importante éxito de crítica y público, Philip Roth vuelve con «Némesis», donde este eterno candidato al Nobel se acoge a tonos sombríos para hablar de un verano de 1944 en Nueva Jersey donde una espantosa epidemia amenaza con dejar a los niños mutilados, paralizados o minusválidos, e incluso con matarlos.

Anagrama trae las novedades de dos de los grandes autores de su escudería: Martin Amis e Ian McEwan. El primero, en «La viuda embarazada», plantea una historia en el verano de 1970 con las peripecias del veinteañero Keith Nearing . El segundo ironiza sobre el calentamiento global en «Solar». En el mismo sello, también destaca lo nuevo de Mazucco, «La larga espera del ángel» –inspirado en Tintoretto– ,y de Sharpe, con su inconfundible Wilt.

La novela negra brilla en Seix Barral gracias a dos de las maestras del género: Asa Larsson –«La senda oscura» con su heroína la abogada Rebecka Martinsson– y Donna Leon, con un nuevo caso del comisario Guido Brunetti en «Testamento mortal». Otro de los grandes nombres de lo policial es Harlan Coben, de quien se publica «Alta tensión», obra con la que ganó del último Premio RBA de novela negra. Una curiosidad en este apartado es la próxima aparición en Tusquets de «Vicio propio», con la que Thomas Pynchon nos propone una de detectives.

A este último sello, el próximo mes uno de febrero llegará la esperada nueva obra de Murakami. En sus más de 700 páginas, «1Q84» propone una obra con ecos orwellianos en el Japón de 1984, donde se mueven Aomame, una instructora en un gimnasio, y Tengo, un profesor de matemáticas.