Ivonne Reyes y Pepe Navarro cara a cara

Ivonne Reyes y Pepe Navarro han protagonizado el juicio más famoso de los últimos tiempos: la lucha por la paternidad del hijo de la venezolana. El pasado miércoles ambos se enfrentaron cara a cara en los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid, después de mucho tiempo sin verse.

"Yo ya he hecho todo lo que tenía que hacer. Llegué hasta aquí y hoy empieza mi nueva vida", dejaba claro Ivonne Reyes a su entrada en los juzgados. Por su parte, Pepe Navarro llegaba con una sonrisa, tal vez por los rumores que existen de que el presentador tiene pruebas de que la venezolana tuvo relaciones con más personas.«Yo les he visto mantener relaciones sexuales»Durante la celebración del juicio, entraron y salieron numerosos testigos. Dos de los más importantes fueron el periodista Miguel Temprano y la ex mujer de El Bigotes, que trabajó con Pepe Navarro en Antena 3.Miguel Temprano abandonaba Plaza de Castilla bastante feliz. "Me voy súper contento de contar la verdad porque yo lo he vivido con mis propios ojos", declaró a los periodistas. Aunque en el tema de la paternidad prefirió no meterse, "si ella lo defiende será por algo".Cuando los periodistas le preguntaron por su verdad, el periodista respondió de forma clara y directa: "Yo les he visto mantener relaciones sexuales". Además amenazó con que si se les ocurría demandarle por falso testimonio, va a "desenterrar a todo Cristo que trabajaba en el Juego de la Oca, que hay mucha gente que oía y sabía"lo mismo que él.Por su parte, Esther del Prado dijo que ella había venido a contar lo que Pepe le contó en su momento: "A mí Pepe me dijo que sí, que ella le había dicho que estaba embarazada de él y él pues es que le dijo unas cosas muy feas".También añadió que había visto al presentador muy nervioso e incluso perdiendo los papeles durante el juicio.A la salida, Pepe Navarro parecía muy tranquilo y mostró su confianza en la justicia. Admitió que lo único que espera es que "haya justicia, que es lo que se espera de la ley".Ivonne Reyes salió satisfecha de los juzgados. No quiso hacer declaraciones porque lo tenía prohibido pero aseguró: "Yo estoy muy contenta, salió todo muy bien".