«El Gobierno no se sentará jamás con la banda»

La Razón
La RazónLa Razón

BILBAO- El Gobierno «no ha negociado ni negocia ni va a negociar jamás con ETA». Tajante, el ministro del Interior, Jorge Fernández, reiteró que no va a producirse ninguna negociación política con la banda, pese a lo que les digan desde otros sectores. Es más, dejó claro que sólo «el día que se disuelva ETA» el Ejecutivo podrá replantearse «la política de dispersión». El titular de Interior, que ayer acudió al acto de clausura del Congreso sobre Memoria y Convivencia organizado por el Gobierno vasco en Bilbao, se dirigió a los terroristas, a quienes les dijo que lo que tienen que hacer es «disolverse incondicionalmente». Por otra parte, Fernández señaló que el objetivo del Gobierno es «cumplir la Ley» y exigir desde ella la disolución de ETA, por lo que seguirá trabajando para culminar un proceso «todavía difícil, que incluye también la actividad policial». Ya en esta línea, indicó que a quienes «sinceramente» se arrepientan de los delitos cometidos y reconozcan el daño causado, se les facilitará que «cumplan sus penas con un objetivo de reinserción». Finalmente, subrayó que ETA «no ha dejado de matar por convicción o porque se haya convertido a la democracia», sino porque ha sido derrotada por el Estado de Derecho.