El padre del asesino: mejor que se hubiera suicidado

El padre del autor confeso de los atentados de Oslo, Anders Behring Breivik, aseguró hoy que su hijo debería haberse suicidado antes de cometer la masacre que acabó con la vida de 76 personas.

En una entrevista con el canal de televisión noruego "TV 2", Jens Breivik, se mostró consternado con la tragedia que ha conmocionado Noruega en los últimos días.

"Creo que en última instancia, debería haberse suicidado antes de matar a tanta gente", afirmó el padre desde la localidad francesa de Cournanel (sur de Francia), en donde reside desde que se jubiló.


 La gendarmería francesa registró hoy la casa del padre del presunto autor del doble atentado del pasado viernes en Noruega, que vive retirado en la localidad gala de Cournanel, en el sur del país.

En torno a una docena de agentes han entrado en la vivienda del progenitor del asesino confeso, un ex diplomático que no ha mantenido contacto con su hijo en los últimos 15 años, según trascendió a los medios franceses.

Desde la noche de ayer, los agentes de seguridad rodean la casa de Jens Breivik, padre de Anders Behring Breivik, y de su esposa Wanda, situada en la región de Languedoc-Roussillon y acordonada en las últimas horas.

En declaraciones a la prensa local, los vecinos de ese municipio de poco más de 600 habitantes dijeron que sabían que en esa casa vivía una pareja de noruegos pero que no tenían contacto con ellos.