Miley Cyrus se defiende de las críticas sobre su delgadez

La actriz que durante años diese vida al personaje de la factoría Disney Hannah Montana ha tendio que volver a defenderse por enésima vez de las críticas sobre su figura a través de la página personal que posee en Twitter.

Miley Cyrus, de 19 años, se ha visto obligada a explicar su repentina perdida de peso en la red de microblogging para acallar los rumores que venían apuntando hacia una posible anorexia de la que fuera una de las niñas prodigio de Hollywood más famosa de todos los tiempos.

Además del estricto entrenamiento al que está sometida, las clases de pilates a las que acude diariamente y la dieta que sigue a rajatabla, los causantes de su alarmante delgadez no son otros que el gluten y la lactosa.

"Para todos aquellos que me han llamado anoréxica, tengo alergia al gluten y a la lactosa. No es una cuestión de peso sino de salud. El gluten es una basura", escribía con rotundidad la joven promesa estadounidense.

Cyrus, cuyo nombre real es Destiny Hope, quiere zanjar así las críticas que la vienen persiguiendo desde hace semanas. Para tranquilidad de sus millones de fans, la preocupante delgadez de Miley se debe a una alergia alimentaria.