Alonso espera a Australia

La cancelación del Gran Premio de Bahréin de Fórmula-1 ha suavizado y relajado las agendas de escuderías y pilotos, que todavía cuentan con unos días extra para descansar sin olvidar que la semana que viene se disputarán los últimos entrenamientos colectivos en el circuito de Cataluña antes de partir hacia Australia, que finalmente abrirá la temporada.

El asturiano se enfrentó a varios periodistas en una carrera de kart partiendo en último lugar. Dio toda una lección de conducción
El asturiano se enfrentó a varios periodistas en una carrera de kart partiendo en último lugar. Dio toda una lección de conducción

Ayer Fernando Alonso viajó hasta Madrid para asistir a la presentación de las ayudas que el Santander concederá a jóvenes pilotos que brillen en los campeonatos nacionales de karting. Además, su director de comunicación, Juan Manuel Cendoya, mostró la enorme repercusión y retorno que está experimentando la entidad desde su llegada a este deporte.

Alonso aterrizó en Madrid por la mañana y se dirigió directamente a Boadilla del Monte, donde jugó al golf con Emilio Botín (por cierto, perdió el piloto). Más tarde, en la pista de kart que posee Carlos Sainz, asistió a una charla coloquio donde respondió a las preguntas de 50 periodistas.

Allí afirmó que nada de lo visto hasta ahora en los entrenamientos era fiable. Red Bull le preocupa al igual que McLaren e incluso afirmó que Mercedes, Renault y Toro Rosso habían dado un importante paso adelante. Insistió en que los nuevos neumáticos de 2011, de Pirelli, son el verdadero caballo de batalla este año porque requieren más cuidados y más paradas en boxes. En cada circuito, las estrategias necesitarán una parada más de media respecto al pasado año, lo que deja muy abierta la posibilidad de tácticas muy arriesgadas por parte de equipos pequeños.

Sobre el estado de forma de cada coche insistió en que los cambios reglamentarios hacían más complicado todavía conocer la competitividad de cada monoplaza. La entrada en vigor de elementos como el kers, el alerón móvil y, sobre todo, los nuevos neumáticos aumenta la incertidumbre en todos los sentidos. Acerca del aplazamiento de la carrera de Bahréin afirmó estar de acuerdo con la decisión tomada y se mostró partidario de correr la prueba a final de temporada como parece previsible. Por último, elogió la labor del Santander y su apoyo a la cantera y aprovechó la ocasión para anunciar la próxima apertura de su pista de kart en Asturias, la mejor del mundo según sus propias palabras. Acompañado de su padre José Luis, su representante Luis García Abad y el director de comunicación de la escudería, Luca Colajani, ayer regresó a Maranello.