Las obras para ampliar Atocha a «buen ritmo»

Cuando finalice su ampliación, la estación de Puerta de Atocha –por la que actualmente pasan 16 millones de viajeros al año– aumentará su capacidad para albergar los traslados de hasta 35 millones de usuarios

El ministro de Fomento y el presidente de Adif supervisaron ayer la primera fase de la ampliación
El ministro de Fomento y el presidente de Adif supervisaron ayer la primera fase de la ampliación

Eso será, según explicó ayer durante su visita a las obras de la estación el titular de Fomento, José Blanco, en 2015. Para entonces el ministerio habrá invertido en esta infraestructura 171,4 millones de euros de los más de 500 millones que conforma la inversión global del proyecto.

De momento, para tranquilidad de los usuarios y trabajadores empleados en esta infraestructura, Blanco explicó que las obras avanzan a «buen ritmo» lo que permitirá la puesta en marcha en diciembre del Ave Madrid-Levante.

El ingente flujo de pasajeros de la línea se traducirá en empleos y riqueza, pues el corredor de alta velocidad entre Madrid y Levante generará 85.000 empleos y una riqueza de 5.188 millones de euros en el periodo 2004-2016. De los puestos de trabajo, 40.400 se habrán creado en la construcción de los tramos, que comenzó en 2004, y 44.700 durante los primeros seis años de explotación. Así lo detalla el estudio sobre el impacto socioeconómico de la línea elaborado por Accenture y que fue presentado con la asistencia del ministro de Fomento.

Según el estudio, la mayoría de los nuevos empleos se crearán en el sector servicios, en empresas de hostelería, restauración, comercio, transporte, servicios públicos u ocio.

Renfe prevé que el servicio sustituya el 55 por ciento de los trayectos que se realizan en avión entre Madrid y Valencia, así como el 25 por ciento y el 5 por ciento de los desplazamientos que se realizan en coche y autobús, respectivamente. Con ello, el ahorro de energía en 2026 será de un 29 por ciento, lo que equivaldrá a 100 millones de euros en la balanza de pagos. Además, reducirá la siniestralidad en las carreteras un 27 por ciento, lo que equivale a evitar 34 fallecidos y 125 heridos de gravedad.