Actualidad

Carlos Salem corona el encuentro con los lectores del Premio Mandarache

MURCIA- Con un pañuelo negro anudado a la cabeza, a modo de pirata, y con un cierto aire de personaje salido de una novela negra, se presentó ayer el escritor argentino Carlos Salem, amante de ese tipo de literatura, autor de «Pero sigo siendo el rey» y primero de los finalistas del Premio Mandarache 2012 en visitar Cartagena.
Su aspecto, su carácter afable, la facilidad con la que relata episodios de la vida de Juan Carlos I en «Pero sigo siendo el Rey» y todo lo relacionado con el oficio del escritor es lo que más llamó la atención a los más de 600 jóvenes que se congregaron en el Paraninfo de la Universidad Politécnica.

La labor de promoción de la lectura, que a través de los premios «Mandarache y Hache» realiza desde hace años el Ayuntamiento de Cartagena, encantó a Carlos Salem, como hizo saber en la rueda de prensa que dio junto a la concejala de Juventud, Ruth Collado, no sólo porque incita a los estudiantes de Educación Secundaria a leer, sino que también les anima a interesarse por el oficio de escritor.

Un par de encuentros con lectores bastó a Salem para darse cuenta de ello. «Las preguntas son muy inteligentes y he visto mucha inquietud porque dicen, este tío ha escrito un libro, que es algo raro en los tiempos que corren», indicó el escritor. En concreto, las conclusiones las saca Salem del encuentro que mantuvo anteayer con decenas de cartageneros y con los clubs de lectura de la UPCT y de la UNED.

Al respecto, la concejala de Juventud, Ruth Collado, durante la rueda de prensa se mostró satisfecha por la participación que hay en esta edición del premio «Mandarache». Y es que, otro año más rondan los tres mil jóvenes aficionados a la lectura. Se cumple así, el principal objetivo de este proyecto: acercar a los estudiantes a la lectura.

«Pero sigo siendo el rey»
Cabe destacar, que esta novela del escritor argentino Carlos Salem, titulada «Pero sigo siendo el rey», ha sido finalista del premio Dashiell Hammett, así como opta además a la mejor novela negra del año en Francia. Se trata de una novela negra cuyo co-protagonista es el rey de España, Juan Carlos I de Borbón. En el libro, éste desaparece tras dejar una nota que encuentra el detective José María Arregui.

Publicidad