Condenan a Gullón a pagar nueve millones a su ex director general

Ante el fallo no cabe recurso alguno y hay que añadir otros 1,43 millones en concepto de intereses de demora.

Imagen de la vista oral celebrada en Palencia el pasado 9 de septiembre
Imagen de la vista oral celebrada en Palencia el pasado 9 de septiembre

Palencia- Galletas Gullón, con sede en la localidad palentina de Aguilar de Campoo, deberá pagar una indemnización de cerca de 9 millones de euros a su ex director general, Juan Manuel Martínez Gabaldón, tras la sentencia emitida por el Juzgado de los Social 2 de Palencia. Contra este auto no cabe recurso alguno, sin perjuicio de que la parte ejecutada pueda oponerse al despacho de ejecución en los términos previstos en el artículo 556 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
A esta cantidad haya que añadir 1,43 millones de euros en concepto provisional de intereses de demora y costas calculadas en caso de desacuerdo, lo que implica el abono de la indemnización.
Igualmente, el fallo estima que «no parece que la conducta de la empresa sea acorde a las exigencias de la buena fe que debe presidir esta relación laboral de carácter especial que se encuentra basada en la mutua confianza. Díficilmente se puede confiar en un director general cuando se mantiene contra él una querella por administración desleal».
Tras conocer esta decisión, fuentes de la empresa aseguraron que se intentó «hasta el último momento» llegar a un acuerdo para poder readmitirle en su puesto de alta dirección, «si bien esto no ha sido posible». La empresa estudiará el contenido del auto para «decidir si cabe recurso alguno o proceder a su cumplimiento legal».
El actual Consejo de Administración, que integran tres hijos de la actual accionista mayoritaria y anterior presidenta, María Teresa Rodríguez -que apoya a Martínez Gabaldón- señaló además que también se trató de alcanzar con ella un acuerdo para resolver el conflicto, sin que hubiera resultados positivos.
En cualquier caso, desde la actual dirección Galletas Gullón quiso agradecer especialmente «todas las muestras de apoyo a la sociedad mercantil y a sus representantes», manifestando igualmente que siempre actuará en interés de la «compañía, sus trabajadores y Aguilar de Campoo».