Lérida prolonga el cierre cautelar de su mezquita

El Ayuntamiento de Lérida ha emitido este jueves un decreto de alcaldía que confirma "mantener la medida cautelar de cierre provisional de la mezquita ibn Hazn"-la más concurrida en la ciudad, en la calle de Nord- "hasta que las medidas que propongan adoptar o introducir sus responsables presenten garantías suficientes respeto el cumplimiento de aforo máximo autorizado".

La mezquita fue precintada por exceso de aforo por segunda vez en dos meses el 14 de septiembre y ya entonces el alcalde, el socialista ngel Ros, anunció que el ciere podría ser definitivo.

La resolución adoptada por la Paeria se fundamenta en el artículo 11 de la Ley 16/2009 de 22 de julio de los centros de culto, que fija la orden de cierre de los locales que infringen las normas exigidas hasta que se cumplan los requisitos legales.

La orden tiene como antecedente directo el acta levantada por la Policía Local el 6 de septiembre, en la cual se constató un exceso de aforo. Los agentes contabilizaron 612 personas, cuando la capacidad máxima permitida en este local de culto es de 240. Esta infracción pone en situación de riesgo las personas que se encuentran en el interior del establecimiento y dificulta la evacuación en caso de una emergencia.

El Ayuntamiento de Lérida ya decretó una suspensión provisional de la mezquita el 21 de julio de 2010, también, por un exceso de ocupación. El 6 de agosto resolvió la reapertura, una vez los responsables del templo se comprometieron a controlar el acceso y a impedir que se superara el número máximo de asistentes permitidos.