Llega la «Pamplona chica»

El pasado martes se llevó a cabo un encierro de prueba para constatar que todo está bajo control
El pasado martes se llevó a cabo un encierro de prueba para constatar que todo está bajo control

Madrid- Los encierros de San Sebastián de los Reyes, la «Pamplona chica», arrancan hoy a las ocho de la mañana. Todos los días, hasta el próximo 31 de agosto, seis astados serán la atracción de miles de personas que acuden a unos festejos que, como manda la tradición, se celebra desde 1525, según la fecha documentada más alejada en el tiempo. Sin duda, uno de los aspectos más importantes es la seguridad. Para ello, las talanqueras (los elementos que rodean el recorrido de astados y mozos) llevan instaladas más de dos semanas y no se deja nada para la improvisación. Así, 400 efectivos (entre miembros del 112, Protección Civil y Policía Local) velarán por la seguridad cada mañana. La Policía Local estará representada por 129 miembros. Por su parte, Protección Civil de San Sebastián de los Reyes, con la colaboración del SUMMA y de dotaciones de Protección Civil provenientes de varios municipios de la Comunidad, dispondrá de 145 técnicos de emergencias, con nueve ambulancias con soporte vital básico, cinco UVI-móviles, un vehículo de rescate y dos de coordinación. Del mismo modo, el personal sanitario se completa con cinco médicos y otros tantos ATS que estarán dispuestos para cubrir cualquier emergencia.
Para una mayor eficacia en caso de precisar atención sanitaria, dos hospitales de campaña (con capacidad de atención para 16 pacientes) completan la infraestructura sanitaria que se desplegará cada mañana para soliviantar con la mayor brevedad posible cualquier incidente que pudiera suceder. Además, el quirófano de la Plaza de Toros estará también listo para intervenir. Otro aspecto que se mantendrá es el sistema de telemedicina, que transmite en tiempo real las constantes vitales de los pacientes. El recorrido, que tiene una longitud de 820 metros, cuenta con el 90% de su trayecto protegido con talanqueras.