Forzudo contra el Espectro

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

No hay nada como una buena derrota para sentirse importante en el PSOE. No hay más que ver las ínfulas del forzudo Tomás Gómez, que nos ofrecerá de nuevo momentos inolvidables en los próximos meses. Rubalcaba, el Espectro, apoyó con Pepe Blanco a SonrisasTrini como candidata en lugar de Gómez. Por tanto, no hay ni buen rollo ni sintonía entre el Espectro y el Forzudo. La elaboración de las listas será un buen campo de batalla, porque ahora el hombre que todo lo puede y que tiene muchos nombres se lleva mal incluso con el presidente del Gobierno. Es una relación gélida. La memoria es frágil, pero es bueno recordar los ataques de los dirigentes del PSOE contra Rajoy antes del congreso de Valencia de 2008. ¡Cómo cambian los escenarios! Hasta Chacón ha reaparecido. La antaño gran esperanza del PSOE, por lo menos eso decían sus asesores, y comparaban con Ségolène Royale, aunque debe ser porque son mujeres, se ha quedado en nada. Ahora es el oráculo de la calle y asegura que quiere un referéndum. No me sorprende que tenga más pasado que futuro.