«La tropa de trapo»: Quién quiere crecer

Director: Alex Colls. Guión: Lola Beccaria. Montaje: Guillermo Represa. Música: Zeltia Montes. Animación: Charlie Ramos. España, 2010. Duración: 76 minutos. Animación.

«La tropa de trapo»: ¿Quién quiere crecer?
«La tropa de trapo»: ¿Quién quiere crecer?

Es verdad lo que afirma este cineasta primerizo: abundan hoy las películas de animación, que por otro lado están alcanzando cotas notables de excelencia (la factoría Pixar, sobre todo), pero mucho menos las destinadas a un público realmente infantil, hasta los seis añitos, para entendernos, como «Pocoyo» o la cinta alemana «Nico, el reno que no sabía volar». De ahí que el debut de Alex Colls resulte un filme tan tierno –un sentimiento que provocará, también, entre esos adultos enganchados de forma irremediable y quizá para siempre a los episodios de Bob Esponja–, tan estéticamente acertado y divertido para los niños. Realizada en un suave, nada estridente aunque muy logrado 3D para no marear al público natural de la cinta, la historia es por fuerza sencilla: un puñado de muñecos que lidera una vaca a cuadros blancos y azules descubre un rebaño de glamurosas ovejas (que protagonizan varias de las escenas más salerosas de la película) mientras ensayan sofisticados números de baile, porque se pretenden estrellas. Y hablan y se maquillan como tales. Incluso alguna reconoce que tiene las ubres operadas... La protagonista compara el impecable aspecto de los lanudos animales con el de sus amigos, confecionados con telas de muy diferentes estampados que a lo mejor ya no están ni de moda, y siente entonces cierta vergüenza, de ahí que decida cambiar de aspecto e irse detrás de estas aspirantes a luminarias hasta el castillo de un rey-toro deprimido. Una potente banda sonora y el delicioso doblaje (todas las voces pertenecen a menores de edad) suponen otros alicientes para conocer las andanzas de estos inocentes personajes que anteponen la amistad hasta a sus propios miedos y que esconden un mensaje: prescinde de las modas efímeras y reafirma tu propia apariencia. Colls comienza dentro de unos días la segunda entrega del grupo, que esta vez viajará a la selva. A todo trapo, ya los ven.