Un «traje» a medida para Alonso

Ferrari presentó ayer oficialmente el coche que han ideado para volver a reinar en la Fórmula Uno. La marca italiana descubrió el arma con el que van a luchar con Red Bull por el título mundial, en un acto envuelto en el «glamour» que acompaña históricamente a la escudería del «cavallino».

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS

Las diferencias del F150 respecto al F10 son tan evidentes como las similitudes con el monoplaza que el curso pasado fue campeón del mundo. Ferrari ha intentado romper de forma contundente con la evolución de 2010, intentar aprovechar lo que funcionaba a la perfección en el Red Bull y, principalmente, hacer un coche a la medida de su mejor piloto, Fernando Alonso. El español sí ha podido en esta ocasión participar activamente en la elaboración del nuevo bólido, pensado para potenciar es estilo de conducción de su gran estrella. No va a haber ningún problema de adaptación entre piloto y monoplaza, algo que, por ejemplo, condenó la temporada anterior a Schumacher en su regreso a la competición.

Muchas de las modificaciones introducidas tienen que ver directamente con el trabajo de los ingenieros en el túnel de viento, pero otras están relacionadas con los cambios en el reglamento. Vuelve a aparecer el KERS, el famoso sistema que permite acumular energía y convertirla en más velocidad punta una vez cada vuelta. La colocación de estas baterías en la estructura provoca una distinta distribución de pesos y nuevos cálculos en el diseño aerodinámico. El «morro» del F150, llamado así por el 150 aniversario de la reunificación de Italia, es más afilado y algo más bajo que el anterior, mientras que desde Ferrari reconocen que las entradas de aire laterales son algo más discretas.

Tanto Stefano Domenicalli, el director deportivo, como Luca di Montezemolo, el poder máximo en la escudería, repitieron una y otra vez el verbo ganar como objetivo inmediato y obligatorio, con un monoplaza del que esperan mucho desde el primer momento. Fernando Alonso pidió un poco de paciencia, porque «ni siquiera hemos empezado los entrenamientos». «En Valencia sabremos algo más, y después veremos». «Con este coche me sentiré más cómodo, porque es menos impredecible. Cuando llegué en enero de 2010, me encontré con un coche diferente a cualquiera anterior. Las mejoras introducidas se adaptan a mi estilo de pilotar. Y yo he ayudado a los ingenieros a adaptarse a mí».

q Los Pirelli, menos duraderos. Uno de los grandes cambios en la normativa es la llegada de Pirelli como suministrador oficial de neumáticos. Las primeras pruebas han desvelado que las nuevas gomas serán menos resistentes que las Bridgestone, es decir, que quizá obliguen a los equipos a modificar su estrategia de carrera introduciendo una parada más.