Repsol logra una plusvalía de 2870 millones con su filial brasileña

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- La petrolera española Repsol culminó ayer la entrada de la compañía china Sinopec en el capital de su filial brasileña, Repsol Brasil, en la que ha tomado una participación del 40% mediante una ampliación de capital. Repsol, que mantiene un 60% del capital de su filial brasileña, y Sinopec llegaron a un acuerdo en octubre para desarrollar conjuntamente los proyectos de exploración y producción de la petrolera española en aguas de Brasil. La operación, que dará lugar a una de las mayores empresas energéticas de Latinoamérica, ha reportado a Repsol una plusvalía contable de 3.757 millones de dólares (2.870 millones de euros), informa la compañía. Además, según fuentes financieras, la transacción permitirá a Repsol reducir su deuda (sin contar a su participada Gas Natural Fenosa) desde los 5.500 millones de euros registrados al cierre del tercer trimestre de este año hasta 2.250 millones.
La Junta de Accionistas de Repsol Brasil aprobó también ayer en Río de Janeiro una ampliación de capital de 7.111 millones de dólares (5.347 millones de euros al cambio actual) que Sinopec ha suscrito en su totalidad tras recibir los permisos preceptivos de las autoridades chinas. Esto supone valorar Repsol Brasil en 17.777 millones de dólares (13.366 millones de euros). El reparto accionarial entre Repsol (60%) y Sinopec (40%) se ha trasladado también a la composición del Consejo de Administración de Repsol Brasil, que cuenta con diez miembros y está presidido por Nemesio Fernández-Cuesta, Director General de Upstream de la petrolera española.