Hipocresía a toneladas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El alcalde de Benidorm, el socialista Agustín Navarro, dice que no entiende el «miedo» del PP a que pueda ser candidato del PSOE a la Alcaldía de Benidorm. No lo entiende porque, para eso, hay que tener la conciencia tranquila. El problema del PP no es el miedo. Es la rabia de ver cómo un puñado de hipócritas han usurpado la voluntad del pueblo, que votó a los populares con mayoría absoluta.
La batalla del PP contra él, contra sus compañeros de fechoría y contra el PSOE no es por temor a su persona, a la que ya derrotaron en las anteriores legislaturas. Se trata de combatir la falta de ética, la mentira y la usurpación de las urnas. Navarro es alcalde porque su partido, el PSOE, ha vulnerado el pacto Antitransfuguismo firmado con el PP. Y él, Navarro, se ha valido de un tránsfuga para acceder a la poltrona municipal.
Ahora será candidato socialista y, para ello, han tenido que montar una mascarada, en la que todos se han apañado para eludir la verdad. El tránsfuga sirviendo intereses ocultos. De entre sus mariachis, destacan Leire Pajín y la madre, que han querido hacernos creer una falta de sintonía cuando estaban perfectamente ensambladas. Y detrás, como directores de la función, Pepiño Blanco y Zapatero. ¡Y dice que no lo entiende!. Para eso hay que tener otra catadura. Así es la vida.