Carlos Andrade novela negra y social

Distrito 1303, Harlem oeste, Nueva York, finales de los 80. Cientos de zapatillas aparecen colgando de los cables, en los árboles, entre los edificios. Las pandillas se acribillan a balazos y la miseria se expande como una plaga. El racismo, la lujuria, la violencia, la destrucción, aparece en cada acto, en cada suceso.

Andrade es también publicista
Andrade es también publicista

Carlos Andrade, publicista y empresario, presenta su segunda novela, «Do not cross the line». Es asimismo fundador y co director del Centro de Formación de Novelistas (Madrid). Esta entrega supone un cambio de registro respecto a la anterior. Es una novela negra policiaca y algo más. «Tiene contenido social, refleja las desigualdades que existen, las grandes almenas de solitarios que crean estas ciudades al lado de la diversión y la opulencia». Vivió en Nueva York una temporada y se documentó a fondo para reflejar su atmósfera. «Posee un ambiente cinematográfico que me atrae. Ver cómo se trafica con droga en Harlem, y, al lado, Wall Street. Es un contraste tremendo».

Las zapatillas ondeando «son una metáfora de la fragilidad humana, la frontera que marca el territorio de las bandas. La línea que no se puede traspasar, porque si lo hacen, habrá problemas».

También se dedica a la docencia en un taller para escritores noveles. En esa tarea puede comprobar la diferencia que hay entre la teoría y la práctica, entre explicar cómo fabricar una novela y crearla: «Enseñar es complejo pero enriquecedor porque aprendes de los alumnos. Ayudas a transitar un camino en el que sus dudas son muchas veces las tuyas. A explorar campos y realizar un primer borrador que les sirva como base, pero escribir tu propia novela es más difícil».