Aumentan los robos de cobre en Valencia desde el apagón del alumbrado

Los robos de cobre en la ciudad de Valencia han aumentado desde que se empezó a apagar el alumbrado de las calles para el ahorro de energía. Así lo manifestó ayer el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Valencia, Miguel Domínguez, en relación con la detención de cuatro personas que se encontraban robando cable la noche del pasado jueves en los jardines del Turia.

La Razón
La RazónLa Razón

En este sentido, Domínguez indicó que hasta octubre de 2010 se han robado un total de 40 km de cable por valor de 194.000 euros, sólo en la ciudad de Valencia. Desde octubre, se han registrado 32 robos, cuyo valor económico asciende ya a 118.000 euros. Domínguez pidió que la justicia fuera más dura con este tipo de delitos, ya que con el robo de cobre «se hace un mal muy grande».

En los últimos años, el cobre ha adquirido un valor muy importante debido a la demanda procedente de China. Es por esto por lo que la gente que comete este tipo de delitos, no tiene ningún miramiento a la hora de llevar a cabo sus fechorías. Domínguez explicó cómo estos delincuentes se hacen pasar por trabajadores de obras públicas poniéndose chalecos reflectantes y robando el cable a plena luz del día.

Además, desde el Ayuntamiento de Valencia se pide que la Policía Nacional investigue qué empresas son receptoras de este tipo de material, para poder acabar con el origen del problema.
En la detención del jueves se encontraron ocho rollos de cable, es decir, 200 kilos de cobre robados sólo en una noche. Las Fuerzas de Seguridad del Estado han recuperado ya 14 toneladas de cobre en un control realizado en chatarrerías.