Varias entidades impulsarán la actividad económica de Lorca

El Gobierno firma protocolos de actuación para reactivar la ciudad / Destina 2,3 millones para reparación de viviendas 

El alcalde de la ciudad reclama ayudas para las viviendas y el patrimonio cultural que quedaron destruidas tras los terremotos
El alcalde de la ciudad reclama ayudas para las viviendas y el patrimonio cultural que quedaron destruidas tras los terremotos

El Gobierno en funciones suscribió ayer varios protocolos de actuación con tres entidades financieras para impulsar la actividad económica de la ciudad de Lorca, afectada por los terremotos del 11 de mayo, en concreto en los sectores de vivienda, comercio y patrimonio cultural.

De esta manera, el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, firmó varios acuerdos en este sentido con representantes de la Asociación Española de la Banca (AEB), la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc) y Cajamar. Con estos protocolos se da cumplimiento a parte del acuerdo del Consejo de Ministros del 28 de octubre de 2011, por el que se establecieron medidas complementarias a las contenidas en el decreto del 13 de mayo, para reparar los daños causados por los seísmos.

En concreto, el Comisionado del Gobierno para las actuaciones derivadas de los terremotos se compromete a facilitar información a estas entidades sobre ayudas y actuaciones por el Gobierno. Y, por su parte, las asociaciones bancarias y financieras divulgarán esta información entre sus asociados para facilitar la participación del sector en la reconstrucción de la Ciudad del Sol. Cada entidad financiera asociada llevará a cabo individualmente la evaluación de la financiación, que estará sujeta a los términos y condiciones que se determinen en cada caso. Desde que se produjo el terremoto, las entidades presentes en la ciudad ya han puesto en marcha múltiples iniciativas en colaboración con las distintas administraciones para la recuperación de la ciudad.

Iglesia de Santiago
Por otro lado, cabe destacar que las nuevas obras de emergencia en las ruinas de la iglesia de Santiago, que el Gobierno central financiará, costarán alrededor de 251.000 euros y con éstas se pretenderá impedir que avance el deterioro del templo con las lluvias. Así lo pone de manifiesto el informe de «actuaciones imprescindibles e inapazables» elaborado por expertos de las tres administraciones para garantizar la protección de los bienes de patrimonio cultural de Lorca ante fenómenos atmosféricos, que podrían ocasionar la caída de elementos sueltos desde las cubiertas o muros.

El crucero de esta iglesia del siglo XVIII se desplomó en los seísmos, lo que causa el riesgo de entrada de agua al interior del templo en la zona central y también en las capillas, además de existir peligro de disgregación de la zona superior de los muros. Asimismo, para evitar daños mayores como el completo deterioro de los retablos de las capillas del transepto, la pérdida de pinturas murales o de alguno de los 198 sillares recuperados tras el desplome, los expertos proponen once medidas de intervención urgente. Entre ellas, la cubrición del crucero mediante un sistema de andamiajes y tejados provisionales de chapa, el almacenamiento de los elementos inestables en la coronación de los muros, la colocación de un forjado de madera sobre la cripta, entre otros.

Por otra parte, el Consejo de Ministros autorizó ayer destinar, del Fondo de Contingencia, 2,3 millones para el abono por parte del Ministerio de Fomento del cincuenta por ciento de los gastos derivados de la reparación, rehabilitación y reconstrucción de viviendas dañadas por la catástrofe.

Ayuda solidaria de 162.000 euros
Cuando se han cumplido seis meses de la catástrofe sísmica, la Fundación Cajamar hizo entrega ayer de un cheque por valor de 162.000 euros a favor de los afectados por los terremotos. Este montante recoge la aportación directa de la entidad y los miles de donativos, en su mayoría individuales, realizados por sus clientes y empleados, así como por numerosos miembros de la red de Amigos de la Fundación Cajamar a nivel nacional. El acto estuvo presidido por el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, acompañado por la directora general de la fundación, Carmen María Giménez.