Pujalte acusa al Gobierno de impedir el pago a proveedores al retrasar la deuda

El Consejo de Ministros volvió a dejar fuera de su agenda de temas a tratar (y van demasiadas ocasiones) el asunto referente a la autorización de más endeudamiento para la Región de Murcia. Exactamente se encuentran a día de hoy en el limbo 550 de los setecientos millones de euros que el Consejo de Política Fiscal y Financiera aprobó para la Comunidad Autónoma.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, tendrá que ofrecer explicaciones
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, tendrá que ofrecer explicaciones

En opinión del diputado nacional por Murcia en el Congreso de los Diputados, Vicente Martínez-Pujalte, el culpable de la situación está claro quien es. «En la actualidad todos los retrasos son atribuibles al ministerio de Economía y entran dentro de la política que está teniendo el Gobierno Zapatero de asfixiar económicamente a las comunidades para hacerlas responsables de la situación del país», declaró a LA RAZÓN. Pujalte no escatima en reconocer errores y afirmó que a nadie se le puede escapar que Murcia tuvo en déficit «excesivo» a pesar de ser una de las regiones con menos deuda.

A consecuencia de este «desliz», el Ejecutivo autonómico diseñó un plan de reequilibrio que, si bien es cierto que fue tarea costosa, finalmente el Consejo de Política Fiscal y Financiera aprobó y le permitió, previo paso por el Consejo de Ministros, acudir a los mercados públicos para lograr crédito por valor de setecientos millones. De los cuales, únicamente están autorizados plenamente 150. A juicio de Pujalte, «el Gobierno no está cumpliendo con su obligación de permitir endeudarse a las regiones».

Para el diputado popular todo ello obedece exclusivamente a «motivos políticos porque sentido económico y financiero no tiene». Además, recordó que la tarea del Ejecutivo central se limita única y meramente a autorizar la solicitud de una cantidad determinada de crédito que después cada comunidad «tiene que lograr que le concedan». Pujalte no tiene duda de que si no se ratifica la autorización de más tramos de deuda a la Región es por «motivos políticos» y aseguró que el trato de favor que ha tenido hasta el momento Castilla-La Mancha se truncará «tras la victoria de María Dolores de Cospedal».

No obstante, el PP no se va a quedar de brazos cruzados ante la demora «sine die» de la autorización de más endeudamiento y Pujalte anunció que su formación solicitará la comparecencia en el Congreso del secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, para que «dé explicaciones» sobre los retrasos. El motivo de solicitar los argumentos de Campa es porque es él quien tiene la facultad de llevar el asunto al Consejo de Ministros.

Además, el diputado murciano detalló que el presente mes está siendo especialmente cruento para todas las regiones por tener que abonar las pagas extras, «lo que incrementa el gasto de cada comunidad entre un veinte y un treinta por ciento». Por tanto, «si este mes se sigue retrasando la capacidad de endeudamiento, la Región se verá obligada a retrasar también el pago a proveedores». Aún así, Pujalte se mostró esperanzado en que el próximo viernes se desbloquee la situación.

El adeudo con los proveedores es difícil de cuantificar
«Quien diga que conoce el importe exacto de la deuda de la Comunidad con los proveedores miente porque ningún organismo lo calcula». Con esta firmeza se refirió Pujalte a la cantidad que puede deber el Gobierno regional a sus proveedores. El diputado detalló que el adeudo procede de facturas pendientes de pago, facturas de las que se está retrasando su emisión, arrendaciones y contratos recurrentes que se tienen que pagar mensual o trimestralmente y cuyos abonos se están retrasando. Explicó que los datos exactos solo los tiene el director general de Tesorería regional.