Salamanca declara la Fiesta Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El Ayuntamiento de Salamanca aprobó ayer la declaración de la fiesta de los toros como parte integrante del Patrimonio Cultural Inmaterial, en conformidad con lo establecido por la UNESCO. 

Dicha declaración ha sido ratificada en primer lugar por la Comisión de Cultura y después por la Junta de Gobierno Local. La iniciativa, impulsada por el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco (PP), fue corroborada por unanimidad tras remitir el pasado mes de julio un texto base al grupo de la oposición -el PSOE- y a distintos colectivos. «Es nuestro patrimonio, el de todos los españoles», puntualizó. Tras la aprobación, el acuerdo se trasladará el miércoles al pleno municipal y, posteriormente, a la Consejería de Cultura de Castilla y León y al Consejo de Patrimonio Histórico para su conformidad. Deberá ser el Estado el que presente la candidatura a la UNESCO.