El trifloro del Real Madrid

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Lunes, 17: match
El match Barça-Real Madrid, celebrados los primeros 19 asaltos de la Liga, tiene contritos a Florentino, a Valdano y a Mourinho. ¿Lo ganará al final el Real Madrid? ¿Lo perderá? Opina hoy Guardiola que el Barça, en los próximos asaltos, habrá de vérselas a domicilio con equipos de «directos» y «ganchos» temibles, y que no hay que caer en «desvaimientos».
–¿Es racional esa esperanza, por parte del Real Madrid, de desvaimientos del Barça?
–¿Por qué no? Nunca hay que renunciar a nada cuando se compite. Ahí está ZP como símbolo de la esperanza. ¿Acaso ha renunciado ya a una tercera legislatura en 2012? No.
–Pero es que el Barça no es ZP. El Barça es una cosa muy seria.


Martes, 18: los mejores
Así como Franco era un devoto maniático del brazo de Santa Teresa y ZP es un maniático devoto de los brotes verdes invisibles (sólo él los ve), uno es un devoto neutral de Xavi. «El Mundo Deportivo», el «Marca» de Barcelona, ha canonizado a Xavi como el Mejor Deportista de 2010. Xavi es el virtuoso cerebral más cerebralmente virtuoso que ha parido el fútbol. Xavi otea, ve, pasa y gol, y así una y otra vez. Celebrable igualmente la distinción de Mejor Deportista de 2010 otorgado a Edurne, la brava y formidable alpinista de las la montañas más hoscas y cimeras. Con la objetividad del amor profesional y de la admiración no menos profesional, felicito asimismo a Michael Robinson. Este británico españolizado o español britanizado, sin vociferar, sin agresividad, con la elegancia del estilo (su estilo), ha sido galardonado con el premio Juan José Castillo (compañero inolvidado) por su siempre atractivo «Informe Robinson» en Canal Plus. A los colegas, sean azulgranas o madridistas, hay que felicitarles siempre. La paz sin celos de Dios sea siempre con todos.


Jueves, 20: trifloro
Las trinidades, salvo la católica, no siempre funcionan armónicamente. El Real Madrid, sustantivos, como nadie ignora, tiene dos problemas: uno, naturalmente, es el insaciable Barça; el otro, el trifloro Florentino-Valdano-Mourinho. Florentino fichó a Mourinho contra la voluntad de Valdano y Mourinho, que no es rencoroso, pero no olvida, digiere la figura de Valdano con acidez y gases.
–¡Eso no es verdad!
No es verdad, pero es la verdad. Está claro que a Florentino le sobra uno de los floros.
–¿Cuál de ellos?
–José Mourinho cobra muchísimo más que Jorge Valdano, luego quizá éste. Pura hipótesis, que quede claro.
La ironía, según se mire, es deliciosa o vitriólica. Valdano, el otro día, ironizó al referirse al «9» (Benzema) que tenía sentado en el banquillo Mourinho, y a Mourinho le sentó a cuernos de ciervo cuarentón la punzada del hispano-argentino. ¿Hubo nota de indignación del Real Madrid por la ironía de Valdano? No. Sí la ha habido, y colérica, en cambio, por la gracieta de una becaria federativa «sin curtir» (a lo mejor, que no lo sé, joven y mona). La culpa en fútbol, pues, a la postre, la tiene siempre o el árbitro o una becaria.
En fin, trifulca del trifloro. Agua del mes de enero. No pasa nada. Pasará, esto por descontado, si el Barcelona cierra la temporada con triplete.


Viernes, 21: Benzema
El hombre es un ser de caprichos. Florentino Pérez pudo casi comprarse un Matisse, un Van Gogh o un Picasso. Sin embargo, «se» compró «un» Benzema.
–¿Por qué ese capricho tan carísimo, presidente?
–Para que lo «cuelgue» Mourinho en el banquillo.
Nunca, que se sepa, ha habido en un banquillo de fútbol, para darle brillo, lustre y esplendor, un Benzema de 35 millones de euros.
La rechifla está en la calle. Echan a Raúl y a Van Nistelrooy, y ahora los añoran. ¿Quién dirige las «finanzas técnicas» del Real Madrid? De coña, de verdad, si quien fue «echado gratis», regresa con coste de millones de euros (dos, tres, los que sean). De coña, de coña, de coña.