El fiscal duplicará su petición de condena para los dos piratas del «Alakrana»

La Fiscalía elevará previsiblemente hoy –en la última sesión del juicio por el secuestro del «Alakrana»– de 220 a 438 años de cárcel su petición de condena para los dos presuntos piratas somalíes Cabdullahi Cabduwily, «Abdu Willy», y Raageggesey Hassan Aji.

La RazónLa Razón

El Ministerio Público considera que durante la vista oral, y sobre todo a resultas de las declaraciones de los marineros secuestrados, ha quedado acreditado que los dos procesados formaban parte del grupo de los captores.

De este modo, y pese a que abandonaron el atunero vasco el mismo día en que se produjo el secuestro (el 2 de octubre de 2009, momento en el que fueron apresados), la Fiscalía ha llegado a la convicción de que son también responsables del mismo. El artículo 164 del Código Penal establece que el secuestro de una persona exigiendo alguna condición (el pago de un rescate, en este caso) se castigará con una pena de prisión de seis a diez años.

Sin embargo, si el secuestro dura más de 15 días (el «Alakrana» estuvo secuestrado 47 días en aguas del Índico) «se impondrá la pena superior en grado» (de 10 a 15 años).

Acogiéndose a ese precepto, el fiscal Jesús Alonso solicitará al tribunal –presidido por la magistrada Ángela Murillo– que imponga doce años de cárcel a los acusados por cada uno de los 36 secuestros (tantos como marineros). A esa pena habría que añadir otros dos años por asociación ilícita y cuatro más por un delito de robo con violencia y uso de armas. Para la Fiscalía, los dos procesados estaban «plenamente de acuerdo» en que no se liberara a los marineros si no se pagaba el rescate y su abandono del buque fue accidental.

Si resultaran condenados, cumplirían el triple de la máxima pena impuesta (36 años) con el límite de 30. Con la calificación provisional del fiscal, el máximo en prisión hubiera sido de 18 años.