La mujer de Velasco creó Aulacen a tres días de expirar un plazo de ayudas

El 15 de diciembre de 2005 acababa el tiempo establecido para solicitar una subvención de 74.348 euros.

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, aseguró que el proceso menoscabó la «concurrencia competitiva»
El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, aseguró que el proceso menoscabó la «concurrencia competitiva»

SEVILLA- Pese al abandono de la política del ex «número dos» del PSOE-A, Rafael Velasco, el caso de las subvenciones para cursos de formación recibidas por la empresa de su mujer no parece de momento estar cerrado. De hecho, el PP reveló ayer que esta empresa de la esposa del ex vicesecretario general socialista se constituyó tres días antes de que finalizara el plazo de solicitudes previsto para recibir una ayuda por parte de la Junta por valor de 74.348,7 euros.
Según denunció el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, la empresa Aulacen Cinco se constituyó el 12 de diciembre de 2005, tres días antes de que finalizara el plazo fijado en la orden de la Junta para otorgar las ayudas, y que iba desde el 15 de noviembre al 15 de diciembre del año anterior a la realización de las actividades. La Dirección Provincial del Servicio Andaluz de Empleo en Córdoba otorgó la subvención a la empresa el 16 de septiembre de 2006.
Sanz ironizó sobre la «casualidad» de esta decisión. «En tres días, esta empresa tuvo la habilidad de realizar el proyecto y de presentar la solicitud», indicó el dirigente del Partido Popular, quien añadió que en la orden se habla también de que existe una «concurrencia competitiva» donde normalmente se prima la «experiencia previa» de las empresas para recibir las ayudas, algo con lo que «lógicamente» no contaba Aulacen Cinco debido a su consitutución exprés.
El dirigente popular recordó también que, de la misma forma, uno de los requisitos que planteaba la orden de la Junta para otorgar la ayuda es que la empresa adjudicataria estuviera homologada. En este sentido, se preguntó si Aulacen Cinco estaba o no homologada para poder recibir la subvención de más de 74.000 euros.
Se preguntó, asimismo, de manera retórica si la empresa de la mujer de Velasco se constituyó «sabiendo que la jugosa subvención iba a ser suya», a lo que respondió señalando que «parece que estaba cantado», al tiempo que cuestionó la concurrencia porque se trata de una empresa «sin experiencia» al tener tres días de vida.
Según el secretario general del PP-A, todo indica que detrás de este asunto «habrá muchas cosas», por lo que aseguró que está «más que justificada» una investigación sobre la que «seguiremos hablando», además de la petición registrada en el Parlamento de que la Cámara de Cuentas fiscalice las ayudas de la Junta a los cursos de formación. «No hablamos ya de sospechas, sino de situaciones injustificables sobre cómo se ha beneficiado a esta empresa», adujo.