Marta Torrado denuncia que los tránsfugas van de la mano de los antitrasvasistas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Valencia- Dios los cría y ellos se juntan. Al menos eso debió pensar la vicesecretaria de Comunicación del PP de la Comunitat Valenciana, Marta Torrado, que ayer puso el grito en el cielo porque el otro día pasearon juntos por Benidorm Juana Serna, la diputada socialista valenciana de adopción que con su voto apuntilló el trasvase Tajo-Segura, y Agustín Navarro, alcalde del citado municipio y autor de la putrefacción del pacto antitransfuguismo. La diputada capitalina votó a favor del Estatuto Castellano-Manchego con reserva hídrica incluida, es decir, con la cláusula que da por finiquitado el trasvase Tajo-Segura.Agustín Navarro, con un índice de popularidad mayor, fue el concejal que junto a un tránsfuga y otros conmilitones del PSPV arrebataron la alcaldía de Benidorm al PP y juraron no volver al PSPV, algo que comenzaron a tramitar en cuanto salieron por la puerta consistorial ese mismo día, al calor de Leire Pajín.