El Rayo Vallecano solicita el concurso voluntario de acreedores

El Rayo Vallecano, antes propiedad de la familia Ruiz-Mateos y ahora en manos del empresario Raúl Martín Presa, ha registrado hoy la solicitud del concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos), que ha recaído en el Juzgado de lo Mercantil número 3 de los de Madrid.

Así lo han indicado a Efeagro fuentes jurídicas, que han apuntado que el equipo de fútbol ha agotado el plazo de cuatro meses que le otorga la situación de preconcurso en la que se encontraba desde el 17 de febrero, para negociar las deudas con sus acreedores.

Durante este tiempo, lo más significativo para el equipo de fútbol de Vallecas, que tiene las cuentas bloquedas, ha sido el cambio en el accionariado del pasado mes de mayo, que ha supuesto la salida de la familia Ruiz-Mateos y la entrada del empresario Raúl Martín Presa, que desde un primer momento ha dejado claro que no tiene nada que ver con los antiguos accionistas.

La familia Ruiz-Mateos ha dejado el club con una deuda cercana a los 40 millones de euros.

Tras la solicitud del concurso de acreedores voluntario, el nuevo dueño deberá esperar a la decisión del juez sobre si decide retirarle las facultades de gestión y administración en el equipo de fútbol o si acuerda solo su intervención judicial.