Benicàssim pasión rasta

Con mucha fuerza arrancó el jueves la 18ª edición del Rototom, el mayor festival de reggae de Europa, que permanecerá en Benicàssim hasta el sábado. Desde el día anterior ya se intuía un gran ambiente, pero fue en esta jornada cuando miles de personas desembarcaron en la ciudad para disfrutar de 10 días de música. Y el inicio no iba a ser flojo.

Jimmy Cliff se metió en el bolsillo al público
Jimmy Cliff se metió en el bolsillo al público

Tres actuaciones quedarán en la memoria de los asistentes: Stephen Marley, Queen Ifrica y Jimmy Cliff, tres grandes figuras de la música jamaicana. El primero de ellos, el hijo del mítico Bob Marley, se subió al escenario en la jornada inaugural. Miles de personas le esperaban y él no les defraudó. Se presentaba por primera vez en solitario en España y lo hizo con fuerza con su último disco, «Revelation Part 1: The Root of Life».

Un padre inolvidable

Un concierto en el que temas como «No Cigarette Smoking», «Traffic Jam» o «Freedom Time» encandilaron al público, aunque no tanto como cuando tocó cortes clásicos de su padre, como «Redemption Song», «Buffalo Soldier» o «Could You Be Loved». La gente enloquecía cada vez que escuchaba uno de estos acordes. El festival le rinde homenaje a Bob Marley en el 30 aniversario de su muerte, por lo que no era de extrañar que su hijo le hiciera su particular tributo.

Tras su concierto, Marley reconoció a LA RAZÓN que estos festivales «son maravillosos. Es bueno ver a la gente de tantos países unidos, respirando nuestra cultura, nuestra música, nuestra forma de vida». Sobre el tributo, señaló que «mi padre transformó esta música y su mensaje ha trascendido de generación en generación. Estos homenajes son importantes», apuntó, mientras recordaba que «de mi padre, recuerdo todo». El segundo día fue para Queen Ifrica. La jamaicana entusiasmó desde el primer momento a miles de personas. Fue a más canción tras canción, desde las más tranquilas hasta las más enérgicas, como son «Lioness on the rise» o «Genocide». Incluso sorprendió al público cantando en español parte de «Daddy». Los asistentes disfrutaron de un concierto en el que Ifrica, con su impresionante voz, se ganó el cariño del público y dejó muy alto el listón. Un listón que trató de superar Shaggy con canciones como «Bombastic». El jamaicano se volcó en su actuación, aunque se excedió con las versiones. El viernes le tocaba a Jimmy Cliff, uno de los padres del reggae, que a sus 63 años sigue imparable sobre un escenario. Temas como «Many rivers to cross» o «Wonderful world, beautiful people» hicieron enloquecer a los miles de asistentes. Un músico, Cliff, por el que no pasan los años y que llegaba al fin de una gran noche con uno de sus temas más conocidos, «You can get it if you really want». Él quiso y pudo.


Ojos de Brujo también mira a Jamaica
Todavía quedan muchos grandes artistas que pasarán por el escenario principal del Rototom hasta el sábado. Si la primera mitad ha sido todo un éxito, el resto del festival promete no quedarse corto. Así, hoy lunes actúa Luciano, otro de los profetas del reggae, para dar paso mañana al resto de la familia Marley que faltaba por subirse al escenario: Ziggy, Kymani y Rita. El miércoles será el turno del jamaicano Capleton, otro de los más esperados y que actuará después de los españoles Ojos de Brujo, que han decidido apuntarse al mundo reggae. Ali Campbell, de UB40, subirá el jueves 25. Los últimos días de festival traerán a Lee «Scratch Perry» (26) y Johnny Clarke.