Tres mil jóvenes acampan ilegalmente en un pinar de Soria

Los vecinos y empresarios turísticos de la comarca soriana de Pinares han urgido hoy a las administraciones que tomen medidas para evitar las molestias y riesgos que supone la acampada ilegal que tres mil jóvenes, la mayoría llegados de Francia y Holanda, protagonizan en Pinar Grande, junto al pantano de la Cuerda del Pozo.

Tres mil jóvenes acampan ilegalmente en un pinar de Soria
Tres mil jóvenes acampan ilegalmente en un pinar de Soria

El malestar ha ido creciendo en la zona ante la falta de medidas de las autoridades para garantizar la habitual tranquilidad de estos pueblos, muchos de cuyos vecinos y visitantes han estado en vela durante el fin de semana por la música sonando a excesivo volumen de este campamento ilegal.

Miguel Bonilla, alcalde de Molinos de Duero -pueblo situado a tres kilómetros en línea recta del lugar de la acampada-, ha acusado a las administraciones central y autonómica de "dejación de funciones"por no hacer cumplir la ley.

Julián Díez, presidente de la Mancomunidad de los 150 pueblos de la Tierra de Soria -propietaria del monte Pinar Grande, junto con el Ayuntamiento soriano-, ha remitido a la Subdelegación del Gobierno en la provincia que tome medidas, "ante el descontento de los vecinos y los propietarios de los cámping de la zona", para lograr la vuelta a la normalidad y cumplir con la ley.

"En otros países como Portugal, ha actuado el Ejército; nosotros no queremos un turismo de acampada ilegal", ha señalado.

Mientras tanto, las autoridades siguen buscando al promotor de esta acampada ilegal, convocada ya en julio a través de Internet con el nombre de "Spaintek 2011", en la que los participantes han llegado en mil vehículos para disfrutar de la música electrónica.

La localización del promotor es, según fuentes de la Delegación del Gobierno de Castilla y León, la única medida posible para hacer cumplir la ley, según ha señalado hoy el alcalde de Soria, Carlos Martínez, a la salida de la junta local de Seguridad.

"Se está intentado buscar al promotor para cargarle toda la responsabilidades económicas y de otro tipo, si las hubiere, con el fin de que no vuelva a ocurrir más años", ha apuntado el alcalde.

Además ha apuntado que las autoridades no están teniendo permisividad con esta acampada pero ha reconocido que el desalojo de los campistas es inviable, "ya que sería matar moscas a cañonazos y provocaríamos más daño del que queremos evitar".

La Guardia Civil, con un refuerzo de 70 antidisturbios, sigue vigilando a los acampados que desde el viernes disfrutan de una fiesta donde la música electrónica es la protagonista.

Durante este fin de semana, las Fuerzas de Seguridad han impuesto doscientas denuncias en los controles de seguridad vial, de alcoholemia y de drogas.

La partida de los campistas se prevé para hoy o mañana, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Soria.