Gobierno oposición agentes sociales e institucionales logran un pacto anticrisis

MURCIA- Gobierno, oposición, patronal, sindicatos, entidades financieras, universidades, Colegio Oficial de Economistas e instituciones como Ucomur se pusieron ayer manos a la obra para diseñar la hoja de ruta que está llamada a sacar a la Región de Murcia de la crisis teniendo como principal herramienta para este cometido el plan estratégico 2014-2020 en el que se encuentran inmiscuidos en la actualidad los protagonistas citados que conforman el Comité Asesor para la elaboración del mencionado plan. Todos ellos se reunieron ayer en la sede del Gobierno regional para acercar posturas con la agilidad que requieren los tiempos actuales de zozobra económica y, a tenor de las valoraciones posteriores, todo indica que la intención general es la de remar todos hacia la misma dirección por encima de intereses partidistas.

Con la iniciativa «Hitos 2020» como base entroncada con la estrategia «Europa 2020» dictada desde Bruselas, el Ejecutivo y todo sus compañeros de tarea pretenden confeccionar una nueva Región en la que se mejore «el modelo productivo de Murcia para alcanzar que sea más estable y evite las turbulencias actuales ante futuras crisis que puedan originarse a causa de las dificultades que aparezcan por la variación de los cambios económicos», manifestó el vicepresidente de la Comunidad Autónoma y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal.
Las áreas de trabajo específico se centrarán en cinco campos que son el empleo, la educación, la investigación e innovación, la energía y el cambio climático y la lucha contra la pobreza. El margen previsto por el Gobierno para acometer la carga temática que servirá de sustento para la aplicación del plan estratégico será de nueves meses, ya que Bernal anunció que el plan se encontrará totalmente perfilado el 31 de marzo del año que viene para que tomar testigo con suficiencia del actual plan que se encuentra en vigor, el 2007-2013.

Después de los dos encuentros mantenidos en cinco días la sucesión de trabajos continuará y se concentrarán en la primera quincena julio, fecha para la que el Gobierno regional tendrá confeccionado un «documento de diagnóstico» que servirá para afinar en cuales cuestiones deben poner el acento los agentes implicados. Aún así, el vicepresidente afirmó que la confección del plan se debe acometer con calma debido a la complejidad de su materia de estudio y trabajo.

Por lo que se refiere a los intervinientes todos salieron del encuentro satisfechos y pronunciando un mensaje de unidad ante la mala situación actual y realizando un llamamiento para anteponer los intereses de Murcia a los de cada colectivo. De esta manera, el secretario general de los socialistas murcianos, Rafael González Tovar, manifestó la necesidad que tiene Murcia de que se acometa con éxito este plan y puso el acento en lograr la cofinanciación necesaria para aquellos proyectos que puedan tener partidas europeas.

Por su parte, el coordinador regional de Izquierda Unida-Verdes, José Antonio Pujante, demandó que los acuerdos que se alcancen en el marco del plan tengan concreción presupuestaria para que se vean reflejados en las partidas autonómicas.