Mejores notas y más aprobados cuestionan la nueva selectividad

Sindicatos de docentes y asociaciones ponen en entredicho el sentido de un examen que aprueba el 90% de alumnos. 

Álvaro Vadillo Tordesillas (9,95)
Álvaro Vadillo Tordesillas (9,95)

Los resultados de los exámenes de la nueva Selectividad, que se dieron a conocer ayer en Madrid y en Castilla-La Mancha, pusieron en entredicho hasta qué punto este examen es «selectivo» en el acceso a la universidad. El 88,2% de los casi 25.000 alumnos que se presentaron a la prueba en la Comunidad de Madrid aprobó, lo que supone un incremento del 1,70% con respecto al año anterior.En Castilla-La Mancha, el porcentaje de aptos es aún mayor. El 93,8% de los 6.561 alumnos que se presentaron a la que se conoce ahora como la Prueba de Acceso a los Estudios de Grado, pasaron el examen. Aún queda por ver los resultados obtenidos en otras comunidades autónomas, pero, por regla general, nueve de cada diez alumnos superan con éxito la prueba.El nuevo modelo que se estrenaba este año facilita aún más que los alumnos den el paso a la universidad, como ha demostrado la estadística con el aumento de alumnos aprobados en Madrid. Y es que los jóvenes se examinaban de dos asignaturas menos y podían elegir modalidad. Además, tenían posibilidad de presentarse a subir nota, como ha hecho el 95,4% de los alumnos. El nuevo sistema tiene en cuenta las dos calificaciones más altas de los ejercicios voluntarios, que pueden sumar uno o dos puntos a la nota, según considere la universidad de destino.Notas «muy buenas»Así, no es de extrañar que la misma vicerrectora de la Universidad Rey Juan Carlos, María Angustias Palomar, reconociera ayer que las notas «han sido muy buenas» en relación con el año anterior. A pesar de que acaba de revisarse el modelo de selectividad, son cada vez más los que reclaman la supresión de esta prueba, entre ellos el sindicato de profesores ANPE. «Nosotros reclamamos una verdadera prueba que evalúe los conocimientos de los alumnos y vemos que la actual tiene poca incidencia para ver qué conocimientos reales adquieren los estudiantes», explica el presidente del sindicato, Nicolás Fernández Guisado.La Asociación de Catedráticos de Instituto, Ancaba, también se ha pronunciado en este mismo sentido. «La selectividad no sirve para nada, se debería suprimir y en su lugar exigir una prueba general de Bachillerato que permita obtener el título si se aprueba, ha argumentado su presidente, Felipe de Vicente.Por otra parte, algunos profesores de instituto también han reconocido que el nivel de exigencia de los exámenes de selectividad en los últimos años es algo menor para facilitar el acceso a los estudios universitarios a los estudiantes ante la bajada de alumnado que la universidad sufre en los últimos años. En las dos últimas décadas el número de estudiantes universitarios en su primer nivel formativo se ha incrementado un 34,2%, según los datos de los que dispone el Ministerio de Educación. Sin embargo, en la última década, se ha producido una reducción del 13,1% y, en concreto, en el último curso el descenso ha sido del 0,9%.Educación atribuye esta caída de estudiantes al descenso poblacional que se está produciendo en los tramos de edad universitarios, es decir, entre los jóvenes con edades entre 18 y 24 años.La rama de ciencias Sociales y Jurídicas atrae al 50,9% del total de estudiantes matriculados seguida de Ingeniería y Arquitectura (24,5%), Ciencias de la Salud (9,2%), Arte y Humanidades (9%) y Ciencias (el 6,4%).En los últimos 20 años, el número de graduados universitarios ha crecido un 77,2% y proporcionalmente, como consecuencia del decrecimiento el número de matriculados ha descendido.Objetivo europeoNo obstante, y aunque España no sale mal parada en el porcentaje de titulados superiores con respecto a la media europea, uno de los objetivos de la Estrategia 2020 en materia de educación a nivel europeo es precisamente elevar el número de titulados universitarios. De ahí que ahora, más que nunca, tenga importancia que haya cada vez más alumnos que cursen estudios superiores en una de las 77 universidades.

 

Los mejores de la pruebaÁlvaro Vadillo Tordesillas (9,95)«La clave para sacar buenas notas es la constancia»-Es el estudiante con mejor nota de selectividad en todo Madrid (9,95). Tiene un 10 de media en Bachillerato y los únicos errores en la prueba fueron algunas tildes. Álvaro, alumno del Colegio Europeo Almazán, de Hortaleza (Madrid), estudia una media de entre cuatro y cinco horas diarias y confiesa que «la clave para sacar buenas notas es la constancia. Desde el primer día de curso me pongo a estudiar». Además, el deporte es su gran pasión. «Saco tiempo para correr, jugar al tenis, montar en bici y nadar», dice. Pensó en hacer Derecho, luego Administración y Dirección de Empresas, después Ingeniería Aeronáutica. Ahora, se ha decidido por la Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos.

 

Margarita Calvo (9,90)«Trabajo mucho todos los días»- Margarita es alumna del Colegio Leonardo Da Vinci de Majadahonda y, además, la tercera mejor nota de la selectividad de la Comunidad de Madrid (9,90). Ahora, duda entre estudiar Bioquímica o Biotecnología pero, en cualquier caso, le gustaría dedicarse en el futuro a la investigación. No considera que la nueva prueba de acceso a la universidad haya sido difícil. «Del mismo nivel que el Bachillerato», asegura. Ayer fue al instituto para informarse de la calificación que había obtenido en las pruebas y recibió muchas felicitaciones. «Mis padres y mis por profesores están muy orgullosos. Yo salí con buena impresión, pero no pensaba que iba a sacar la tercera mejor nota de Madrid. Si he tenido buena calificación es porque trabajo mucho».

Lorena García (9,92)«Lo llevaba preparado»- Lorena es una estudiante concienzuda. «Durante las semanas previas a la selectividad empleé una media de nueve horas diarias para estudiar, pero a diario dedico una media de cinco, salvo cuando tengo atletismo, que estudio algunas horas menos». Su madre recibió por una llamada de la Universidad Carlos III la noticia de que había sido la segunda mejor calificación de Madrid. «Me puso entre los libros una nota en la que podía leerse: 9,9, y así fue como me enteré de la calificación que había tenido». Ayer fue a Instituto Príncipe Felipe de Madrid, donde ha estudiado. «Mis profesores y amigos me felicitaron». También duda entre estudiar Bioquímica o Biotecnología.