La obra benéfica que degeneró en «el hámster humano»

Un ingeniero invierte casi un año en su jardín en la construcción de una rueda acuática con la que caminar sobre las aguas entre Irlanda y Gales.

La obra benéfica que degeneró en «el hámster humano»
La obra benéfica que degeneró en «el hámster humano»

Si algo en el mundo está claro que no ha entrado en crisis son las ideas estrambóticas. Chris Todd es un ingeniero que a sus 35 años de edad se propuso alcanzar una idea que le perseguía desde su infancia: ir de Gales a Irlanda a pie. Toda una aventura considerando que ambas regiones están separadas… por el mar. Un detalle menor en la mente del ingeniero, que se decidió por una rueda, similar a la de las jaulas de los hámsters, para trotar sobre las aguas en pos del reto de su vida.El artefacto ha sido bautizado por su creador como «Tredalo» y consta de una malla de alambre por la que Todd irá caminando haciendo girar la rueda y avanzando sobre el agua. Además, cuenta con dos flotadores laterales a modo de estabilizadores. La prensa británica no ha dudado a la hora de apreciar las semejanzas con las ruedas de los roedores y le ha apodado ya como «el hámster humano».Agua y chocolateEl equipo que acompaña a Todd en su empresa estima que durante el esfuerzo éste podría consumir hasta 30 litros de agua y el equivalente a 60 barras de chocolate para mantener la energía suficiente. Su aventura en realidad ya se intentó hace unos días, aunque tuvo que ser interrumpida «por problemas técnicos». Tan sólo doce horas después de comenzar la ruta se rompieron ambos timones y el barco naufragó. El cambio repentino en las condiciones climatológicas hizo el resto y «se desintegró la nave», en palabras de la persona que acudió al rescate: «Todo esto se ha hundido en el fondo del mar, no supondrá un peligro para la navegación o transporte».Sin embargo, en unas semanas volverá a intentarlo de nuevo. La travesía requiere de aproximadamente 40 horas para surcar los 106 kilómetros desde Trearddur Bay (norte de Gales) hasta la costa este de Irlanda. Todd irá acompañado de un barco de apoyo ante una eventual emergencia.Obra benéficaLa excentricidad de este ingeniero está lejos de la mera exposición a los medios de comunicación y su expedición en solitario pretende recaudar fondos para la Royal National Lifeboat Institution (una entidad fundada con aportaciones caritativas y que ha salvado miles de vidas en el mar) y Wiltshire Blind Association (institución benéfica para invidentes de la región de Wiltshire y Swindon). En el horizonte, los 25.000 euros que Todd pretende recabar para ambas organizaciones a través de su página web.