Ausàs colabora con las consultas soberanistas a espaldas de Montilla

Montilla prohibió hace dos días que el Govern diera cobertura logística a las consultas sobre la independencia.

La ciudad de Tarragona acogerá hoy una consulta independentista
La ciudad de Tarragona acogerá hoy una consulta independentista

BARCELONA- «¡Que se relaje!», le espetó el líder de ERC, Joan Puigcercós, al presidente de la Generalitat, José Montilla, el pasado viernes después de que el president prohibiera que el Govern colabore en la organización de consultas soberanistas. La recomendación de Puigcercós no iba desencaminada, porque si el presidente catalán no quería caldo independentista, los republicanos le han endosado dos tazas en los últimos días.
Ignorando las instrucciones del presidente de la Generalitat, el conseller de Governació, Jordi Ausàs, ha dado autorización para que su departamento facilite la infraestructura necesaria para la consulta independentista que se celebrará hoy en Rubí (Barcelona). En concreto, el departamento de Governació ha cedido 30 urnas para el correcto desarrollo de la jornada electoral en esta localidad del Vallès.

El PSC no sabe nada
Pero Rubí no ha sido la única localidad que se ha beneficiado de la ayuda de la Generalitat para celebrar consultas independentistas. Durante los últimos meses el Ejecutivo catalán ha colaborado en la organización de consultas facilitando infraestructura o asesoramiento, como ocurrió en Reus e Igualada el mes de abril pasado o en otras poblaciones catalanas. Así lo han reconocido fuentes del Ejecutivo catalán, que defienden que el Govern ha colaborado con estas iniciativas independentistas de la misma manera que lo hace con otros procesos electorales que se celebran en empresas o entidades.
A la espera de la respuesta del presidente de la Generalitat a las maniobras encubiertas de Esquerra con los referendos soberanistas, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, aprovechó su intervención en la conferencia nacional del PSC para aprobar el programa electoral para anunciar que si su partido llegara a gobernar después de las elecciones de noviembre «no habrán consellers» apoyando los referendos independentistas. El portavoz socialista precisó, además, que el PSC desconocía las maniobras de los republicanos dentro del Govern y reiteró que su partido no integrará ningún ejecutivo que se adentre en aventuras independentistas. «Esto es así hoy y lo será así también en el futuro», insistió el portavoz de los socialistas catalanes.
Cabe recordar que el pasado jueves, el presidente de la Generalitat tuvo que forzar la rectificación de Ausàs, que había anunciado la colaboración del Govern con la consulta independentista que se celebrará en Barcelona el 10 de abril.

Un año de consultas
Este fin de semana se celebra la quinta oleada de consultas independentistas, llegando a grandes localidades como Rubí o Tarragona. Además, también se celebrarán referendos en Gòsol (Barcelona), La Bisbal del Penedès (Barcelona) y Olesa de Bonesvalls (Barcelona) y Villalonga del Camp (Tarragona). Pese a todo, el fenómeno empieza menguar, y la participación se ha ido reduciendo progresivamente desde la primera consulta que se celebró en Arenys de Munt (Barcelona). Cuando ya hace más de un año que la consultas empezaron a reproducirse por toda Cataluña, casi 600.000 personas han participado de un referéndum independentista.