El Clínic extirpa un tumor gástrico por la vagina por primera vez en Europa

La sanidad española se sitúa en la avanzadilla europea al operar sin incisiones dolorosas y aprovechando los orificios naturales del cuerpo. Bajo la técnica Notes, pionera en el continente, el equipo de cirugía gastrointestinal del Hospital Clínic de Barcelona ha sido capaz de extraer un tumor de 8 centímetros de diámetro a través de la vagina de una paciente.

La mujer, de 43 años, tenía diagnosticado un tumor de tipo GIST (Tumor del Estroma Gastrointestinal) y ya había sido operada en otro centro un año atrás mediante cirugía convencional. Según explicó ayer la mujer –acompañada por el jefe de cirugía gastrointestinal del centro, Antonio María de Lacy–, las dos pequeñas incisiones de dos milímetros de esta última operación nada tienen que ver con la gran cicatriz en el abdomen de la anterior intervención, mucho más dolorosa.

De hecho, al aprovechar los orificios del cuerpo, la mujer tuvo una recuperación mucho más rápida que lo normal. Fue dada de alta tres días después de ser intervenida y volvió a su puesto de trabajo una semana más tarde.

El instrumental quirúrgico se introdujo a través de la vagina, además de una óptica por el ombligo para visualizar mejor la operación, y otros dos instrumentos a través del abdomen, con una mínima incisión, para garantizar que todo fuera perfecto, al ser la primera vez en la que un tumor de estas dimensiones se extirpaba por la vagina.

El éxito de la intervención, según explicó el jefe de cirugía, radica en el proceso de investigación y de gran experiencia de los profesionales del hospital catalán y del centro de cirugía experimental Notes, ubicado en el mismo centro y referencia a nivel mundial.

La técnica Notes se asemeja en gran medida a la de la laparoscopia, que también lleva a cabo el centro hospitalario, una cirugía minimamente invasiva que también evita cortes más dolorosos con incisiones más pequeñas.

Bajo la denominada «cirugía del futuro», el Clínic ya ha operado 10 cambios de sexo con sólo una incisión en el ombligo –el abdomen recupera rápidamente su aspecto anterior–, ha extraído una vesícula biliar por la boca y un cáncer de colon por vía anal, así como intervenciones de riñón y de obesidad.

El quirófano del futuro

La carrera hacia el progreso científico del hospital catalán no tiene freno. Lacy anunció ayer la puesta en marcha para después del verano de 2011 de un nuevo quirófano diseñado exclusivamente por cirujanos que, entre otras novedades, contará con luces robotizadas que iluminarán las manos del cirujano sin hacer sombras. El espacio se desinfectará solo, tendrá un robot que limpie, carecerá de ángulos para eliminar infecciones y la evacuación del material sucio se hará a través de un sistema de aspiración, para evitar acumulación de deshechos.