Carlos Baute: «Logré sobrevivir gracias a España»

"Gracias a España yo sobreviví", confesó hoy el venezolano Carlos Baute, quien logró abrirse paso en la industria musical sorteando los escollos de la piratería, que, en su opinión, sí ha cortado el camino del éxito internacional a muchos artistas de su país.

España "me dio mucho cariño y gracias a Dios ahí se sigue vendiendo música y haciendo conciertos", ha asegurado Carlos Baute en una entrevista con Efe, a pocas horas del del Festival de Viña del Mar, donde el miércoles actuará por primera vez.

El intérprete de "Colgando en tus manos"forma además parte del jurado internacional de este certamen, el más popular de Latinoamérica, que desde hoy y hasta el sábado atraerá hasta esta ciudad chilena a artistas como Sting, Chayanne o Alejandro Sanz.

El artista recuerda que "hay muchos latinos que han tratado de entrar en el mercado español y no han podido", tanto es así que considera "raro"haber alcanzado el éxito en España, ya que su "mercado natural siempre ha sido Latinoamérica".

El cantante, que a los ocho años participó en un programa de televisión, también ve con buenos ojos los concursos de búsqueda de talentos. "Me parece bien. En España gracias a ese tipo de programas salió Bisbal, Bustamante, Chenoa", recordó.

Para este artista, los males de la industria los encarna la piratería, que pone en riesgo la pervivencia misma de la música. "Cada vez se consume más música, pero pirata lamentablemente", denuncia. "Si no hubiese piratería habría un boom de músicos nuevos por todos los lados".

"Si seguimos pirateando no va a haber artistas nuevos", advirtió. Por eso, a él le parecen "fenomenal"las iniciativas como la polémica 'Ley Sinde', que busca prohibir en España las descargas ilegales, y propone como alternativa los programas que ofrecen música de forma legal, como Spotify, que funciona en Europa.

"Te puedo nombrar cuarenta grupos ahorita mismo, pero ellos no salen porque en Venezuela hay mucha piratería. La gente no compra discos y no tienen dinero para sacarlos. Entonces, si no venden dentro, cómo van a vender fuera", se preguntaba Baute.

Allí -ha dicho- la situación es "muy triste", porque "desde hace muchos años existen dos Venezuelas, y eso no había pasado en la vida". "Hoy día en Venezuela los chavistas odian a los no chavistas y viceversa. Y eso es una tontería", opina.

Esta situación desembocó precisamente en una polémica entre Baute y Alejandro Sanz, cuando el primero se negó en 2008 a firmar una carta contra el veto impuesto al español, que no pudo cantar en Venezuela. Ambos coincidirán este sábado en Viña del Mar.

El artista asegura, sin embargo, que hace ya tiempo que puso fin a ese malentendido y explica que no firmó la carta de protesta "no por no apoyar a Sanz", sino por mantenerse al margen de la política. "Yo tengo familia allí", añadió.

Tras su paso por el festival de Viña, Baute acompañará a Miguel Bosé y a otros cinco artistas el próximo 30 de marzo en un teatro de Madrid, el 15 de abril viajará a Castellón y de ahí saltará a Argentina, México y Ecuador, para seguir conquistando Latinoamérica.